Evanesce

Moderador Sección Polideportivo
  • Contador contenido

    473
  • Ingreso

  • Última visita

Canción de Perfil

Reputación comunidad

208 Excelente

Acerca de Evanesce

  • Rango
    Un Distinto
  • Cumpleaños 22/01/00

Información Personal

  • Steam
    dark22raven
  • Situación sentimental
    Filosofando solo. . .
  • Género
    Hombre
  • Nacionalidad
    Argentina
  • Ciudad de origen
    Buenos Aires
  • Ciudad actual
    Bahía Blanca

Redes sociales

  • Facebook
    https://www.facebook.com/damian.e.almada
  • Instagram
    https://www.instagram.com/darkraven22/

Visitantes recientes al perfil

1.953 visitas al perfil
  1. Hoy estuve mirandolo al partido, unas genias las chicas ( sobre todo la 10, tirandose cada caño a las japonesas y quedando con una cara de "nani!?" JAJAJAJA ) Aguantarles un 0 - 0 a las sub-campeonas de la anterior edición no fue nada facil, hay que reconocer enormemente el mérito y rendimiento que dejaron dentro de la cancha despues de 12 años de ausencia!! Vamosss Argentina carajo!
  2. Lewis Hamilton ha aprovechado una penalización de tiempo a Sebastian Vettel para birlarle la victoria en el GP de Canadá de la temporada 2019 de Fórmula 1, a pesar de que ha sido el alemán el que ha cruzado la línea de meta en primera posición. Los comisarios le han impuesto cinco segundos al entender que se ha reincorporado a la pista de forma peligrosa tras una salida de pista. En el inicio de la carrera Sebastian Vettel hizo buena la Pole Position y defendió sin problemas la primera posición. Charles Leclerc le cogió el interior a Lewis Hamilton al llegar a la primera frenada, pero el británico fue capaz de aguantarle el exterior para resistir en el segundo puesto. Tenía dudas el pentacampeón, pues en la vuelta de formación tuvo problemas para traccionar, pero en esta ocasión no tuvo ningún contratiempo. Daniel Ricciardo contuvo a Pierre Gasly para aferrarse a la cuarta posición y Nico Hülkenbergle birló la sexta a Valtteri Bottas. Carlos Sainz resistió en su undécimo. El único incidente de la arrancada tuvo como protagonista a Alexander Albon, que dañó su alerón delantero atrapado en un sándwich con un Alfa Romeo y un Racing Point. En cabeza de carrera, Sebastian Vettel y Lewis Hamilton se enzarzaban en un intercambio de vueltas rápidas. El teutón tenía 2,3 segundos sobre el británico, y éste a su vez otros tres segundos sobre el último integrante del podio, Charles Leclerc. Los coches de la zona media estaban ya a más de diez segundos. Pierre Gasly entró en boxes, una vez comprobada la efectividad del neumático duro en el coche de Sainz. Daniel Ricciardo respondió de inmediato para no dar opción al 'undercut'. La estrategia de Renault fue atinada, pues el australiano fue capaz de reincorporarse por delante del francés de Renault. Quien estaba en apuros era Lando Norris, que abandonó en la vuelta 9. El británico se saltó la última chicane. Cuando se reincorporó a la pista, lo hizo con una rotura de la suspensión trasera derecha. El calor acumulado propició que el freno de ese neumático en concreto prendiera fuego. Aparcó el MCL34 en la salida del Pit-Lane, lo que permitió salvar la situación con una simple bandera amarilla. Las paradas en boxes se sucedían, y así Carlos Sainz completó un 'undercut' de manual para superar al Toro Rosso de Daniil Kvyat. El liderato de la zona media seguía en manos de Daniel Ricciardo, séptimo en la vuelta 14. Por delante tenía al Red Bull de Max Verstappen, que no había parado y previsiblemente intentaría cubrir la totalidad de la carrera con una sola parada para completar la remontada. Los líderes estaban en su mundo, y en esta ocasión Ferrari sí conseguía imprimir un ritmo de carrera competitivo. Sebastian Vettel aguantaba en el liderato y ampliaba hasta los 2,5 segundos su margen sobre Lewis Hamilton al llegar a la vuelta 15. Charles Leclerc, tercero con más de 10 segundos sobre el resto, cedía siete con su compañero. Carlos Sainz adelantó en pista a Romain Grosjean y Nico Hülkenberg completó un 'overcut' sobre Pierre Gasly, con lo que Renault conseguía situar sus dos monoplazas por delante del Red Bull del francés. El único RB15 que les precedía, éste con 13 segundos sobre Ricciardo, era el de un Max Verstappen que estaba en una estrategia alternativa. Hamilton le recortó siete décimas a Vettel con la ayuda de los doblados, pero un bloqueo en la horquilla volvió a situar la diferencia en los 2,5 segundos. Mientras tanto, Ferrari comunicó a sus dos pilotos que pasaban al plan B con la estrategia. Leclerc respondió al mensaje con la vuelta rápida absoluta, con la que cerraba la brecha con Lewis hasta los tres segundos. El suspense con la parada de los líderes estaba en quedar por detrás de Bottas en el caso de Vettel y de Verstappen en el de Leclerc. Valtteri y Max estaban descolgados de la pelea, pero 20 segundos por detrás de los hombres de Ferrari. En la vuelta 26, la Scuderia llamó a Sebastian Vettel. La parada –puso duros– fue impoluta. Regresó por delante de Valtteri Bottas, con aire limpio para correr. Mercedes le pidió a Lewis Hamilton que atacara, pero no tenía gomas para más. El británico entró en la 28 y se reincorporó 4,7 segundos por detrás de su rival, también por delante del coche de Valtteri. Como sus rivales, el monegasco también puso duros. Se reincorporó por detrás de Max Verstappen, aunque el holandés todavía no había completado su pit-stop. Por otra parte, Valtteri Bottas alargó su tanda para superar a Nico Hülkenberg, con lo que recuperó la sexta posición. Sebastian Vettel y Lewis Hamilton seguían en otra liga, pero los neumáticos duros favorecían ligeramente al Mercedes. Décima a décima, el británico le recuperó dos segundos completos en menos de diez vueltas. La diferencia entre ambos volvía a situarse en los dos segundos, como antes del pit-stop. Por detrás, Daniel Ricciardo y Valtteri Bottas pelearon con uñas y dientes por ser quintos. El Mercedes era más rápido, pero el Renault aprovechaba cada centímetro de la pista para defenderse. Daniel resistió dos ataques en la contrarrecta, pero no pudo hacer nada ante el tercero, en el que Valtteri completó el adelantamiento. Hamilton se metió en el DRS de Vettel en la vuelta 39, cuando le recortó ocho décimas de golpe con la ayuda de un doblado. La respuesta de Ferrari fue inmediata: darle permiso a su piloto para usar un mapa motor más agresivo. Sebastian inmediatamente marcó la vuelta más rápida de la carrera que, combinada con un bloqueo de Lewis en la horquilla, le permitió volver a situarse con 1,3 segundos de margen. Lewis no se rendía, y así el inglés dio un nuevo paso adelante para hacerse grande en los retrovisores del líder. Superado el esfuerzo heroico de Sebastian, a quien su ingeniero le indicaba que "tomara acciones" con los datos que veía en el volante, era el turno del pentacampeón. El británico llegó a situarse a tan sólo cinco décimas de su rival, al acecho de cualquier oportunidad de adelantamiento. La carrera se decidió en la vuelta 48. Sebastian Vettel contravolanteó en la curva 3. Tuvo que irse por la hierba y regresó a la pista, no sin un pequeño latigazo en el momento de acelerar. Lewis Hamilton probó de pasarlo por el exterior, pero desistió en el último instante ante el peligro de un golpe. El inglés se quejó por radio, molesto porque su rival se había salido de la pista. Dirección de Carrera abrió una investigación. La persecución continuaba. Hamilton seguía a un segundo de Vettel en la vuelta 50, aunque el alemán intentaba poner algo de tierra de por medio pintando de púrpura la tabla de tiempos. 1,5 segundos. Mientras tanto, Max Verstappen –ya con gomas nuevas– pasaba primero a Nico Hülkenberg y después a su excompañero Daniel Ricciardo. En la vuelta 55, Gunther Steiner reprendió públicamente por radio a Kevin Magnussen. El danés, penúltimo con dos vueltas perdidas, dijo que "era la peor experiencia que había tenido nunca en un coche de carreras". El equipo intervino para recordarle que los mecánicos trasnocharon para reparar los daños de su accidente en la clasificación del sábado. "Ya es suficiente", dijo el jefe de equipo. En la vuelta 58, los comisarios anunciaron una penalización de cinco segundos a Vettel por reincorporarse a la pista de forma peligrosa en su lance con Lewis Hamilton. El alemán reaccionó con una nueva batería de vueltas rápidas, en un esfuerzo por abrir hueco y salvar la victoria. Pero Hamilton también tenía algo guardado en la recámara. El británico sabía que ya no tenía que jugarse el tipo en el adelantamiento, sino que tenía suficiente con terminar a la estela del teutón para subir a lo más alto del podio del Gilles Villeneuve. Cuando faltaban diez giros para el final, la distancia entre los dos era de 2,3 segundos. Totalmente descentrado, Vettel fue un manojo de nervios en las últimas vueltas. El tetracampeón no comprendía el motivo de la penalización, pues entendía que irse por la hierba era la única opción que tenía en esa circunstancia. "Nos están robando la carrera", dijo en un momento. Lewis aprovechó ese momento de incerteza para volver a meterse en su DRS. Sebastian Vettel cruzó la línea de meta primero, defendiendo con éxito un liderato que había empezado a construir desde la Pole Position del sábado. Pero no pudo abrir el hueco que necesitaba y eso hizo que la penalización de tiempo entregara en bandeja la victoria a Lewis Hamilton, que así sumaba 25 puntos y ampliaba su renta en el Mundial. El enfado de Vettel era palpable, hasta el extremo que evitó aparcar el Ferrari en el lugar reservado a los integrantes del podio. Con el casco puesto, se fue directo al paddock en busca de explicaciones. Luego, antes de subir al podio, le quitó el cartel de ganador que tenía el coche de Lewis en el parc fermé. "Así no", dijo por la radio durante la vuelta de regreso a boxes. Quien sí tenía motivos para estar contento era Hamilton, que vio cómo su presión incesante propició un error de pilotaje que resultó decisivo. Valtteri Bottas entró cuarto y Max Verstappen certificó una buena remontada para ser quinto. Daniel Ricciardo se llevó la sexta posición y terminó como el primero de la zona media, con su compañero Nico Hülkenberg justo detrás. Pierre Gasly, Lance Stroll y Daniil Kvyat completaron el Top 10. La polémica está servida a raíz de una sanción de cinco segundos que le ha costado la victoria a Sebastian Vettel en el GP de Canadá. Cuando iba líder, con Lewis Hamilton persiguiéndole, el alemán ha cometido un error y se ha saltado una curva. Hamilton se ha quejado inmediatamente a su equipo para meter presión a Dirección de Carrera, que finalmente ha dictaminado que el Ferrari se había reincorporado a la pista de forma peligrosa. Los cinco segundos de penalización le han sentado a Sebastian como una jarra de agua fría. El teutón se valía de su radio para canalizar su frustración y no se cortó al decirle a su equipo que les estaban “robando la carrera”. La FIA justificó su decisión con el argumento de que el teutón no dejó espacio para Lewis cuando se reincorporó, lo que provocó que el británico tuviera que frenar para evitar un toque entre ambos. Conocida la sanción, Mercedes animó a Hamilton a mantenerse pegado a la caja de cambios de Vettel para asegurar la victoria y Ferrari, por otro lado, recomendaba a Sebastian mantenerse centrado y empujar para conseguir la ventaja de cinco segundos sobre Lewis y con ello, ganar. A pesar de los intentos, Vettel no logró el hueco suficiente y Hamilton fue proclamado automáticamente campeón, a lo que siguió este mensaje de impotencia de Sebastian por radio, en el que reivindicaba su postura: Pero el enojo del piloto del Ferrari no terminó ahí, pues al bajarse del coche, no se quedó a las entrevistas posteriores a la carrera. Al rato volvió al parc fermé a protagonizar una polémica escena: cambió los carteles de las posiciones que se colocan delante de cada coche al final de carrera. El alemán no habló hasta las entrevistas del podio, en las que dejó claro, entre abucheos a Lewis, que no se debía abuchear a Lewis Hamilton, sino a los comisarios por la decisión de castigarle. "Realmente disfruté la carrera y de los aficionados, que me animaban, sobre todo en la horquilla. Lewis era más rapido, pero me pude mantener delante. Creo que ya he dicho suficiente. Pregúntale a la gente qué opina. Lewis me ha mostrado respeto", ha comentado Vettel desde el podio. "La gente no debería abuchear a Lewis. Tenía problemas para mantenerme en la pista. Si alguien debería recibir abucheos, esas son estas decisiones", ha dicho Vettel en el podio. Más tarde, en conversación con los medios de comunicación, Sebastian ha defendido su posición y ha criticado una vez más la postura de los comisarios. "Creo que es claro lo que ha sucedido, pero un par de personas en una habitación tienen una opinión distinta. Hamilton me estaba presionando, yo intentaba sobrevivir. Tenía que ahorrar combustible. El coche no era fácil de pilotar y lo he perdido", ha reconocido. "Cuando volví a la pista, toda la ventaja que tenía había desaparecido, tuve suerte de volver a la pista. Me siento raro al estar en esta posición a pesar de haber cruzado la meta en la primera", ha expresado Vettel, que ha reconocido que subió al podio en contra de su voluntad. "No quería subir. Estaba enfadado y decepcionado, creo que todo el mundo entiende por qué, pero creo que es una muestra de respeto hacia Lewis y Charles subir al podio. Claramente no era el lugar en el que quería estar, en ese momento no quería estar allí, pero estar allí no es una opción, tenía que estar", ha aclarado para terminar. El jefe de Ferrari, Mattia Binotto, ha defendido a Sebastian Vettel tras la acción del alemán que ha recibido sanción en Canadá. La FIA ha castigado al alemán por la forma de reincorporarse a la pista tras un error. El directivo suizo asegura que el tetracampeón no tenía alternativa y prefiere destacar el buen rendimiento del equipo en este fin de semana por encima del incidente. Mattia Binotto ha subrayado la importancia que tiene el paso adelante que se ha visto de Ferrari en Canadá, independientemente de la sanción de Sebastian Vettel que les ha hecho perder la victoria hoy. El directivo suizo cree que Vettel no podía haber actuado de otra forma al reincorporarse a pista y opina que no tiene culpa de lo sucedido. "La penalización es decepcionante, pero debemos estar contentos por el rendimiento. Al menos Sebastian ha visto la bandera a cuadros, ha hecho una carrera fantástica. Ha cometido un error, se ha salido de pista y al reincorporarse a la pista, no tenía otra opción. No ha sido intencionado. Esa es sólo mi opinión personal", ha comentado Binotto en declaraciones a Movistar+ F1. Binotto insiste en que el rendimiento mostrado en Montreal les da ánimos para próximas carreras y les confirma que las mejoras no se detienen en la Scuderia, además de que les sirve para asegurar que la trayectoria que llevan es la correcta. "No creo que pudiera hacer algo distinto, ni creo que haya sido malintencionado. Creo que es más importante como equipo haberlo hecho bien todo el fin de semana. Eso nos va a dar ánimos. Nos quedan muchas carreras por delante. Somos un gran equipo y hemos hecho una gran carrera y hay que mirar a las próximas", ha añadido. "Ésta no es una carrera crucial, es más importante ir paso a paso y demostrar que mejoramos y que podemos competir", ha expresado Binotto para terminar. Charles Leclerc ha logrado el segundo podio de su carrera deportiva en Canadá. No obstante, el piloto monegasco se ha mostrado decepcionado con el resultado, ya que el equipo no ha sido capaz de lograr su primera victoria de la temporada. Charles Leclerc no pudo llegar hasta Lewis Hamilton y Sebastian Vettel para luchar por la victoria y rodó en tercera posición durante casi toda la carrera, en tierra de nadie, muy lejos de los de delante y muy distanciado de los de detrás. Él fue el último piloto de los de arriba en parar, ya que intentó beneficiarse de un posible coche de seguridad que nunca apareció. Leclerc luchó con Valtteri Bottas hasta el tramo final por marcar la vuelta más rápida de la carrera, pero finalmente no tuvo nada que hacer contra él porque el de Mercedes paró por segunda vez, montó el neumático blando y se aseguró ese punto extra. "Estoy muy contento con mi rendimiento de hoy. Hemos sido muy rápidos y ha sido una pena no haber podido hacer más, los errores de ayer en la clasificación me han costado caros y por eso tengo que trabajar más las clasificaciones", ha apuntado. "En ritmo de carrera estoy fuerte y eso es bueno para el futuro, aunque estoy decepcionado por el equipo porque todos hemos trabajado muy duro para poder estar en lo más alto", ha declarado Leclerc nada más bajarse del coche. "No sé qué le ha pasado a Sebastian pero, sin duda, el equipo se merecía la victoria y es una pena, pero vamos a volver más fuertes, tiraremos más, como hemos hecho en las primeras carreras, y esperamos que llegue esa primera victoria", ha insistido. "El equipo ha decidido que entrara a boxes tarde, pero tenían una razón: era muy complicado luchar contra Vettel y Hamilton. Paramos lo más tarde posible, esperábamos un coche de seguridad que nunca llegó", ha expresado para concluir. Puede que Sebastian Vettel salve la victoria del GP de Canadá, y es que el equipo Ferrari ha decidido apelar la penalización de cinco segundos que le ha costado el triunfo en la carrera de Montreal. Ferrari no se ha pronunciado todavía públicamente, pero una portavoz ha confirmado a los medios de comunicación –entre ellos esta cabecera– que el equipo ha hecho efectiva una apelación para pedir una revisión. El documento oficial con el que Dirección de Carrera anunciaba los 5 segundos incluía el siguiente párrafo: "Se recuerda a los competidores que tienen derecho a apelar ciertas decisiones de los comisarios de acuerdo con el Artículo 15 del Código Deportivo Internacional de la FIA y el Artículo 9.1.1 del Reglamento Judicial y Disciplinario de la FIA, dentro de los plazos de tiempo estipulados". Las dudas sobre la viabilidad de esta apelación residen en el Artículo 17.2 del Reglamento Deportivo de la Fórmula 1, que establece la imposibilidad de recurrir las penalizaciones de tiempo impuestas por los comisarios de un Gran Premio, lo que, de aplicarse a rajatabla, invalidaría cualquier derecho a réplica. El Artículo 15 del documento de los comisarios hace mención a la jurisdicción en función de la naturaleza de cada campeonato. En el caso de la Fórmula 1, recae en la Corte Internacional de Apelaciones de la FIA. El Artículo 9.1 estipula que dicho estamento es receptivo a apelaciones relativas a decisiones deportivas –como en este caso–, a resoluciones del Tribunal internacional de la FIA o a situaciones vinculadas a la interpretación o aplicación de los estatutos de la FIA. En el apartado A de ese último punto, se estipula que la corte es receptiva "en el contexto de una competición que forme parte de un Campeonato FIA o de una Copa del Mundo, apelaciones contra decisiones de los comisarios de un evento presentadas por los organizadores, competidores, pilotos u otras partes con licencia que estén afectados individualmente por dicha decisión". El Artículo 10.3 de este último documento estipula que las partes interesadas tienen un máximo de 96 horas para notificar a los comisarios su decisión de apelar una decisión. Lewis Hamilton (1º): "Estoy muy agradecido. Tuve un accidente el viernes y esta mañana tuvimos un problema mecánico. Los chicos trabajaron muy duro e hicieron un gran trabajo para solucionarlo, así que de verdad merecían tener un coche ahí fuera. Realmente quería conseguir el mejor resultado posible para ellos". "No es fácil perseguir a alguien aquí, así que intenté presionar a Sebastian para empujarle a cometer un error y lo hizo. Quería ganar de la forma correcta y adelantarle en la pista, así que luché hasta la línea de meta, pero mis neumáticos ya no estaban bien". "Ferrari ha hecho un gran trabajo este fin de semana, han sido muy rápidos en las rectas y Sebastian ha hecho una gran carrera. Tuve que poner absolutamente todo de mi parte para seguirles el ritmo. No es un gran sentimiento y así no quiero ganar carreras, pero he pilotado con mi corazón hoy para que mi equipo se sientiera orgulloso y siento que lo hice así". Hamilton ha reconocido que pese a llevarse los 25 puntos, la victoria no ha sido tan dulce al no haber sido el primer hombre en cruzar la línea de meta. Cree que se deben realizar modificaciones en el reglamento para que las sanciones se lleven a cabo en pista. "Sé lo que se siente al perder una carrera y no es nada bueno. Seb tiene que ver la carrera, al igual que haré yo, y quizá cuando la adrenalina no esté a flor de piel, pensará de forma distinta. Me gusta ganar sobre la pista y no diseñan bien las normas", ha declarado. Los cinco segundos de penalización a Vettel por regresar a pista de forma insegura no han sido del agrado del público asistente al circuito Gilles Villeneuve. El británico ha recibido algunos abucheos en la ceremonia del podio. "Yo no he tomado la decisión. No entiendo por qué se me abuchea. Hay gente con la mente muy cerrada que solo mira a una dirección. Aún así, les perdono", ha declarado. Hamilton ha dado su punto de vista sobre la polémica maniobra por parte del piloto de Ferrari. El inglés cree que Dirección de Carrera ha acertado a la hora de aplicar el reglamento. "Hemos tenido ese incidente en la curva 4 y casi chocamos, ha sido desafortunado pero así son las carreras. Para mi, cuando vuelves a pista no puedes regresar a la trazada de la carrera". Hamilton no ha sido capaz de superar a Vettel en pista debido al buen rendimiento del SF90 en el trazado canadiense. Ha destacado la dificultad que supone luchar contra la unidad de potencia de Maranello. "Después de la salida han sido muy rápidos. Ha sido difícil acercarse. No he tenido tiempo ni para beber. Ha habido un momento que pensaba que era la mía, pero en las rectas nos sacan mucha ventaja". El piloto de Mercedes ha comentado que ha dado el máximo hasta el final para sobrepasar a Vettel en pista. Sin embargo, sus intentos han sido en vano debido a un par de errores en la curva 10. "He ido hasta el final para intentar adelantarle, pero me ido un poco largo un par de veces. Al final no he podido adelantarlo, todos hemos sufrido con los frenos y mis neumáticos estaban muy gastados", ha expresado Hamilton para finalizar. Valtteri Bottas (4º): "Cometí un error grave ayer en la clasificación y eso me complicó las cosas hoy. Sufrí para adelantar a los Red Bull y a los Renault al principio; cada vez que me acercaba a un coche, el motor y los frenos se acercaban a sus límites de temperatura, así que tuve que levantar e ir en punto muerto, lo que hizo que fuese difícil atacar. Cuando los adelanté, ya había perdido mucho tiempo para luchar por una posición del podio". "El ritmo del coche fue bueno una vez que me libré del tráfico, así que decidimos hacer una parada extra al final y luchar por la vuelta rápida con neumáticos nuevos. Es bueno conseguir el punto extra por la vuelta rápida, pero definitivamente perdí la carrera ayer en la clasificación. Nos espera una batalla dura en Francia; es un circuito con rectas largas, así que Ferrari puede ser rápido de nuevo, pero tengo ganas de la pelea". Toto Wolff, jefe de equipo: "Ha sido un fin de semana complicado para nosotros. Los comisarios han revisado el incidente entre Sebastian y Lewis y creo que hay que respetar su decisión. A veces las decisiones van en tu contra y a veces, a tu favor. Una decisión como ésta nunca es blanco o negro y siempre hay opiniones diferentes y, por supuesto, las respeto". "Hemos tenido uno de los fines de semana más difíciles del año. Hemos tenido que superar algunos retos este fin de semana como un problema de presión del combustible en el coche de Valtteri el viernes y una fuga hidráulica en el coche de Lewis esta mañana, que hizo que tuviéramos que volver a montar casi todo el coche. No estábamos seguros de si llegaríamos a la carrera o de si el coche podría acabar". "Y todo esto ha sucedido entre bambalinas, así que sólo puedo dar la enhorabuena al equipo por su increíble esfuerzo este fin de semana para ser competitivos y, por supuesto, a Lewis por lo que ha sido un fantástico pilotaje que al final nos ha dado la victoria". "Valtteri tuvo un día más complicado: salió desde la sexta posición y tuvo problemas de sobrecalentamiento. Su carrera la perdió ayer en la clasificación, así que terminar en cuarta posición y conseguir el punto extra de la vuelta rápida fue una limitación de daños". James Alison, director técnico: "Ha sido un día con calor, duro y difícil, no sólo para nuestros dos pilotos, que han corrido con fuerza, también para todo el equipo. Una fuga hidráulica hizo que tuviéramos que trabajar mucho en el coche de Lewis esta mañana y no fue nada fácil tenerlo listo para la carrera. Los mecánicos hicieron un trabajo tremendo para tenerlo todo preparado y listo. Para un fin de semana de carreras que comenzó bastante bien, la carrera fue muy dura". "Valtteri fue capaz de progresar y tenía un buen ritmo sin tráfico, pero no con los Renault delante. Tras superarlos, pudo llegar a la cuarta posición. Lewis tuvo una de las carreras más duras que ha tenido con nosotros". "Podría decir que el incidente que dio lugar a la penalización fue el resultado de la presión que Lewis ejercía sobre él y, por lo tanto, puede sentirse satisfecho por la victoria, pero claramente no es feliz al ganar en estas circunstancias; no obstante, bien ganado. Fue un gran pilotaje de Lewis y recibió una recompensa justa por su esfuerzo". Daniel Ricciardo (6º): "He hecho todo lo que he podido y estoy contento con el resultado final. Es la primera doble puntuación del año para el equipo, no podemos pedir nada más que eso. Definitivamente hay señales positivas este fin de semana. Sabemos que los mejores equipos son superiores de momento, pero ha sido muy divertido luchar contra Valtteri unas cuantas vueltas. Somos realistas en nuestro enfoque, pero el equipo debe estar orgulloso de este fin de semana. Tienen ese impulso y determinación para seguir adelante y eso es realmente alentador". Nico Hülkenberg (7º): "Podemos estar satisfechos hoy, ya que es un muy buen resultado para el equipo. He tenido un gran ritmo durante toda la carrera, pero he tenido que aflojar un poco para parar el sobrecalentamiento del coche y desde allí nos conformamos con un sólido resultado de equipo. Nos vamos de aquí con una sonrisa en nuestras caras. Los últimos tres o cuatro fines de semana han sido comprometidos por varias razones y hoy hemos sacado todo el potencial del coche. Es una excelente recompensa por el arduo trabajo del equipo tanto en Enstone como en Viry, y ahora tenemos que apuntar a mantener el impulso". Cyril Abiteboul, director del equipo: "Este fin de semana no es más que el plan que nos fijamos como objetivo y la demostración de que podemos lograrlo. Necesitamos continar así en las próximas carreras. Los pilotos han estado impecables durante todo el fin de semana. Daniel estuvo excepcional en su vuelta de clasificación ayer, ¡nos dio a todos una sonrisa casi tan amplia como la suya! "El resto del equipo ejecutó todo de manera impecable y nos devolvió la confianza, sin olvidar los errores cometidos al comienzo de la temporada. Seguimos muy concentrados y conscientes del trabajo que queda por hacer. Ahora avanzamos hacia el GP de Francia, que marca la segunda etapa de nuestro plan de recuperación después de la del lado del motor, que se ha beneficiado de la visibilidad y el reconocimiento que merecía en los circuitos más desafiantes del calendario".
  3. Hellou, welcome back them!! No te eliminaron nada por las dudas, pero espero lo vuelvas a pasar de 10 por acá como antes !
  4. Sebastian Vettel ha regresado por donde solía, en el último intento de la clasificación, con los números del crono ya a cero y batiendo al mejor de la historia en la especialidad. Magnífica pole del alemán, que quiebra una racha de cuatro seguidas de Mercedes y que él no saboreaba desde el mes de agosto de 2018 en Alemania. Han pasado 17 carreras. 'Frigodedo' como le apodan algunos 'haters', por su gesto clásico con el índice, regresa por el verano. La Q1 empezó con 46ºC en la superficie de la pista y una temperatura ambiental de 21ºC. Los primeros coches en salir fueron los dos Williams, seguidos de un Lance Stroll que recuperaba su motor anterior tras el incendio de los Libres 3. Los favoritos esperaron unos minutos para evitar el tráfico y disfrutar de la pista en sus mejores condiciones. Sebastian Vettel y Charles Leclerc salieron pasados cuatro minutos. Los Mercedes aguardaron otro par más en boxes, pero también se sumaron a la fiesta con la intención de salvar el corte con un único juego de neumáticos. El primer intento de Leclerc fue un 1'11"786, pero Vettel se quedó en un modesto 1'12"339. El alemán cedió dos décimas en cada sector y quedó expuesto a los ataques de sus rivales. Primero le superó Max Verstappen con un 1'12"018, luego Lewis Hamilton con un 1'12"099 y Valtteri Bottas con un 1'12"102. Leclerc encontró tres décimas para bajar a 1'11"481 y Vettel cuajó un 1'11"601, pero Bottas dio un paso adelante para ponerse en cabeza con un 1'11"229. Hamilton se sumó a la fiesta con un 1'11"518, que le situaba temporalmente tercero. Los Ferrari se la jugaron con una tercera vuelta rápida con los mismos neumáticos. Dio resultado, pues Sebastian escaló hasta el primer puesto con un 1'11"200 y Charles se puso segundo con un 1'11"214. Valtteri regresó a boxes. El tercer intento de Lewis no fue lo bastante bueno. Mientras tanto, Dirección de Carrera anunció una investigación post sesión sobre Carlos Sainz por obstaculizar al Toro Rosso de Alexander Albon. El madrileño tan sólo era decimoctavo después de su primer intento, lo que le obligaba a jugárselo todo en una última vuelta rápida sobre la bocina. McLaren le montó un segundo juego de blandos a Sainz para salvar el corte. El español clavó los tres sectores y se catapultó a la séptima posición con un 1'11"750, que era ocho décimas más rápido que su registro anterior. Lando Norris, octavo, confirmaba las buenas sensaciones del MCL34. Quienes no superaron el corte fueron los dos Racing Point. Sergio Pérez erró el último sector y eso le condenó a la decimosexta plaza a tan sólo siete centésimas de la salvación. Le siguieron Kimi Räikkönen, su compañero y héroe local Lance Stroll, George Russell y Robert Kubica. Russell fue siete décimas más rápido que su compañero. La Q2 comenzó con 49ºC en la superficie de la pista y una temperatura ambiental de 22ºC. El interés de esta criba pasaba por descubrir qué estrategia seguirían los favoritos con los neumáticos, pues la teórica superioridad de Mercedes y Ferrari invitaba a pensar que podrían intentar clasificar con el medio para obtener una ventaja estratégica en la carrera. Y así fue. Los cuatro monoplazas recurrieron al compuesto medio para su primer intento. Max Verstappen también se la jugó con esa opción, a pesar de que en su caso el corte parecía más próximo. Lewis Hamilton clavó un 1'11"336 e inmediatamente regresó a boxes. Valtteri Bottas abortó su primer intento tras un contravolante en la curva 3, pero atacó en el segundo para firmar un 1'11"487. Sebastian Vettel paró el cronómetro en 1'11"309 para ponerse primero. El alemán bajó a 1'11"142 en una segunda vuelta con la misma goma. Charles Leclerc cometió un desliz en su primer giro, pero en posterior clavó un 1'11"205 para auparse al segundo puesto. Mientras tanto, Verstappen lo pasaba mal con el tráfico. Su 1'11"800 tan sólo le reportaba la undécima plaza, lo que le exponía a una posible eliminación. En contraste, su compañero Pierre Gasly –que sí rodó con el blando– hizo un 1'11"196 para ser segundo. Con los Ferrari sanos y salvos en boxes, los Mercedes recurrieron a un segundo juego del neumático medio para aprovechar la evolución de la pista. Hamilton se puso líder con un 1'11"010. Bottas lo siguió a 85 milésimas con un 1'11"095. En los últimos instantes, Max Verstappen claudicó al compuesto blando para buscar el pase. Pero un accidente fortísimo de Kevin Magnussen en la recta de meta provocó una bandera roja que condenó al Red Bull, pues el holandés tuvo que regresar a boxes y aceptar con resignación el KO. Magnussen tocó el Muro de los Campeones. El coche del danés se desequilibró por completo en fase de aceleración. Se cruzó en plena recta y golpeó con violencia el muro de boxes. El piloto salió ileso, pero su monoplaza sufrió serios daños. La bandera roja de Kevin también eliminó a Romain Grosjean, que estaba en vuelta. A quien no perjudicó fue a Carlos Sainz, que consiguió el pase para la Q3 porque su tiempo anterior, un 1'11"572, le valía para ser octavo. La Q3 empezó con 15 minutos de retraso, pues los comisarios tuvieron muchas dificultades para retirar el Haas accidentado. La superficie del asfalto registraba 48ºC y la temperatura ambiental era de 23ºC. Los coches que participaron en la última criba fueron los Mercedes, los Ferrari, el Red Bull de Pierre Gasly, los Renault y McLaren, e incluso y el Haas de Kevin Magnussen. El danés naturalmente no pudo participar, pero se clasificó porque su tiempo anterior de la Q2 era suficiente. El primero que se puso en movimiento fue Pierre Gasly. Le siguieron Sebastian Vettel y Charles Leclerc, que esperaron un par de minutos. Luego aparecieron los dos Mercedes, que serían los últimos en pasar por meta. Gasly firmó un discreto 1'12"185, que luego bajó a 1'11"569. Pero faltaban los tiburones. Leclerc hizo un 1'11"188, Vettel un 1'10"681… y entonces apareció Mercedes. Lewis Hamilton se puso en cabeza con un 1'10"493 tras pintar de púrpura los dos primeros parciales. Su renta era de 188 milésimas. Valtteri Bottas abortó su intento después de protagonizar un trompo espectacular. El finlandés perdió su W10 en plena aceleración tras la curva 2. El coche se cruzó, pero el piloto salvó el contacto con el muro y pudo volver a boxes. Todo se decidió con un último intento sobre la bocina. Lewis Hamilton dominó los dos primeros parciales, pero fue lento en el tercero. Aun así, mejoró ligeramente con un 1'10"446. Sebastian Vettel cedía una décima después del segundo sector, pero capitalizó la velocidad punta del tercero para detener el cronómetro en 1'10"240 y reclamar la Pole Position del GP de Canadá. Su primera Pole de la temporada. Charles Leclerc fue tercero. El monegasco bajó un par de décimas respecto a su primer intento, pero su 1'10"920 lo dejó a 680 milésimas de su compañero de filas. Daniel Ricciardo, estelar, superó por ocho milésimas a Pierre Gasly para 'vengarse' de Red Bull y certificar la cuarta posición con un 1’11"071. Carlos Sainz tan sólo pudo ser noveno con un modesto 1'13"981. El madrileño hizo dos intentos, pero tan sólo puso neumáticos nuevos en el último. Bloqueó en la frenada de la horquilla, lo que le dejó por detrás de su compañero Lando Norris. Sebastian Vettel se ha mostrado muy feliz tras hacerse con su primera Pole de la temporada en Canadá. El piloto alemán ha vivido unas semanas muy duras en las que incluso se ha hablado sobre su posible retirada, pero él ha respondido de la mejor manera posible, con un primer puesto en clasificación en Montreal. El de Ferrari se vio superado por Hamilton en el primer intento de la Q3 pero en la segunda tentativa, cuajó una grandísima vuelta –récord del circuito– y superó el tiempo del británico por dos décimas. "Estoy a tope de adrenalina, cuando sientes que te viene la adrenalina y cuando tienes agarre, sabes que las cosas van a ir muy bien. Hamilton es realmente bueno en clasificación pero nosotros hemos hecho una gran vuelta", ha declarado Vettel nada más bajarse del coche. "Estas últimas semanas han sido muy duras, hoy el coche ha sido mucho mejor, ha ido muy bien. Empezaremos con el neumático medio mañana, estos chicos van a ser muy rápidos en tandas largas pero intentaremos llevarnos la victoria", ha expresado para finalizar. Vettel ha terminado con una mala racha en clasificación, llevaba 17 GP sin ser el más rápido, pero finalmente lo ha vuelto a hacer. El alemán buscará su primera victoria de la temporada y también acabar con otra mala racha, ya que no se ha subido a lo más alto del podio en ninguna de las últimas 15 carreras –la última vez fue en Bélgica–. El piloto alemán tratará de repetir lo sucedido el año pasado, donde dominó la carrera de principio a fin saliendo desde la Pole. Vettel brilló el año pasado en el circuito Gilles Villeneuve y mañana intentará repetirlo, para poder escuchar el himno alemán junto al italiano por primera vez en el podio esta temporada.
  5. Yo me sigo preguntando "cuándo vamos a progresar de verdad, en vez de empeorar. . ." Mamma mía
  6. Feliz Cumple chotuber! Quiero una primera plana de mamadas de gilgamesh.. jajaja Pasalo de 10 crack
  7. Tottenham: Hugo Lloris; Kieran Trippier, Toby Alderweireld, Jan Vertonghen, Danny Rose; Moussa Sissoko, Harry Winks; Dele Alli, Christian Eriksen, Son Heung-min; y Harry Kane. DT: Mauricio Pochettino. Liverpool: Alisson; Trent Alexander-Arnold, Joël Matip, Virgil van Dijk, Andrew Robertson; Jordan Henderson, Fabinho, Georginio Wijnaldum; Mohamed Salah, Roberto Firmino y Sadio Mané. DT: Jürgen Klopp. Estadio: Wanda Metropolitano Árbitro: Damir Skomina (Eslovenia) Liverpool conquistó su sexto título de la Champions League al vencer 2-0 al Tottenham , en la final disputada este sábado en el Estadio Metropolitano de Madrid y se resarce de la final perdida el año pasado en Kiev contra el Real Madrid. El Liverpool volvió a levantar la 'Orejona' catorce años después de conquistar su última Champions, en la memorable final que ganó en los penales en 2005 al Milán tras remontar un 0-3 en contra. En un partido que comenzó con un emotivo minuto de silencio por la muerte del internacional español José Antonio Reyes este sábado en un accidente de tráfico, el ganador empezó a dibujarse pronto. 22 segundos, penalti más que dudoso y 95 minutos de sufrimiento para un Tottenham que vio como en el primer respiro del partido, todo se ponía en contra de sus intereses con un penalti pitado por el esloveno Skomina. Algunos no se lo creían. Los primeros los jugadores de los Spurs y un Pochettino que se llevaba las manos a la cabeza buscando alguna explicación a lo que acaba de pitar el colegiado. Cierto es que Sissoko tocó el balón con el brazo, pero instantes antes el esférico había golpeado en su pecho, recorriendo su cuerpo hasta que impactó con el brazo. El segundo toque fue involuntario para todo el mundo, pero Skomina decidió lo contrario y terminó pitando un penalti que, casi dos horas después terminó decidiendo una final, que decepcionó en cuanto a juego y ocasiones, pero que vio el penalti más rápido de la historia de la competición y quizás el más decisivo. En el camino se quedaron protestas de los Spurs ante una posible mano de Milner y un derribo a Kane, más fruto de la impotencia que de una mala decisión de Skomina. Tal y como confesaron después del partido, jugadores y técnicos del Tottenham esperaban que el árbitro acudiera a ver la prueba definitiva o no sobre la decisión que había adoptado, pero un simple susurro al oído, bastó para dejar al equipo londinense sin su primera Champions League, esa por la que han peleado hasta el último segundo de cada eliminatoria y hasta en la final de ayer. El madrugador gol llevó a uno a no arriesgar lo más mínimo, a limitarse a esperar, mientras que el Tottenham apenas tuvo capacidad de respuesta hasta los minutos finales del choque, cuando la final se escurría entre sus manos. Fue el momento deKane, Son y Eriksen porque durante el resto del partido apenas aparecieron. En ese arrebato final, y cuando parecía más cercano el empate del Tottenham, llegó la sentencia de Origi, en un córner concedido de una manera ingenua por Rose y que dio origen al tanto que cerró la final de manera definitiva. El egipcio entraba así en los anales de la Champions al marcar el segundo tanto más rápido en una final del máximo torneo continental de clubes. El tanto fue un auténtico mazazo para el Tottenham, que jugó atenazado durante prácticamente todo el partido, temeroso de cometer un error que pudiera costarle el segundo y despertando sólo en los últimos minutos del encuentro. El Tottenham perdió su magia, la que le había llevado a Madrid a base de remontadas increíbles, en menos de dos minutos sobre el Metropolitano, los que pasaron entre el pitido inicial, el penalti cometido por mano del francés Moussa Sissoko y el gol del egipcio Mohamed Salah, del que nunca se supo levantar. Final del partido, empezaron las celebraciones del Liverpool y también el llanto de Lucas Moura. El héroe ante el Ajax fue el de los más afectados emocionalmente y lo demostró con sus lágrimas en el campo del Wanda Metropolitano. En la mayoría de los casos, Mauricio Pochettino no demuestra sus emociones más fuerte. Por lo menos las que involucran lágrimas. Este sábado, después de perder la final de la Champions League, el entrenador argentino se mostró con el ánimo entero en las entrevistas que dio. Sin embargo, sí que se quebró en un momento de los festejos del Liverpool contra Tottenham y no lo pudo ocultar. Después de recibir la medalla de segundo puesto, Pochettino estaba acompañado por su cuerpo técnico cuando vio a los Reds levantar la Orejona. Ahí, el DT no pudo contener las lágrimas. ¡Muy duro! A la octava fue la vencida. Jürgen Klopp, entrenador del Liverpool, declaró este sábado no tener "palabras" para definir sus sensaciones después de ganar la final de la Champions League ante el Tottenham (2-0). "Increíble. Ha sido muy intenso durante toda la temporada. Hemos ganado, hemos marcado dos goles. Todo para esta gente. No tengo palabras. Para ser honesto, he estado en siete finales, he perdido todas. Ellos (su afición) han sufrido mucho más que yo", dijo en declaraciones con el programa Movistar Liga de Campeones. De esas finales que no pudo ganar Jürgen Klopp, dos habían sido en la ediciones 2012-2013 (ante el Bayern Múnich) y 2017-2018 (contra el Real Madrid) de la UEFA Champions League. Pero los jugadores del Liverpool FC nuevamente le dieron la oportunidad de "sacarse la espina", y lo hizo. "Ha costado bastante, pero esto es un título muy importante para nuestro desarrollo y nuestra mejora. Los propietarios nunca nos presionaron con la conquista de la Champions", agregó el experimentado entrenador de 51 años. "En circunstancias normales, 20 minutos después del partido ya debería estar medio borracho ¡pero ahora sólo tenemos agua!", sentenció Klopp antes de ir a festejar el sexto título del Liverpool en la Champions League.
  8. Heellooou, welcome friend! Espero lo pases de 10 por acá
  9. Heeelloooouu stefany! Espero te diviertas por acá y cualquier cosa no dudes en consultar
  10. Atlético Paranaense: Santos; Jonathan, Paulo André, Léo Pereira, Renan Lodi; Luis González, Wellington, Bruno Guimarães; Rony, Marco Ruben y Nikao. DT: Tiago Nunes River: Franco Armani; Camilo Mayada, Lucas Martínez Quarta, Javier Pinola, Milton Casco; Enzo Pérez, Exequiel Palacios; Ignacio Fernández, Nicolás De La Cruz; Matías Suárez y Lucas Pratto. DT: Marcelo Gallardo. Estadio: Arena da Baixada (Curitiba, Brasil) Árbitro: Wilmar Roldán (Colombia) River sufrió el partido en el Arena do Baixada de Curitiba. Perdió 1-0 ante Atlético Paranaense en la primera final de la Recopa Sudamericana. Se sintió incómodo en el césped sintético, no pudo ni supo hacerse patrón del encuentro, padeció las transiciones rápidas del local por las bandas. Sin embargo, a pesar de haber sido superado, algo extraño en la era Gallardo. Pero sólo cayó por un gol. Y el jueves 30 de mayo, en el Monumental, buscará revertir la serie para alzar el trofeo por tercera vez en su historia. El inicio del encuentro fue a puro vértigo. River aplicó la presión coordinada en la salida para recuperar la pelota en campo contrario, Atlético Paranaense hizo bien ancho el campo y con sus laterales y carrileros generó preocupación -Palacios y De la Cruz se cerraron en exceso-, sobre todo cuando Luis González (tuvo la primera chance del encuentro con un remate que tapó Armani) filtró buenos pases. El flanco izquierdo, con Renán Lodi y Rony, se reveló el más incómodo para la visita, cuando Mayada padeció el 2-1. Al "Millonario" le costó el control de pelota en un campo de juego súper veloz por el césped sintético. En consecuencia, al ida y vuelta le faltó precisión. La fórmula que preocupaba a Gallardo, la que hizo sufrir a Boca en la Copa Libertadores, le abrió la puerta del gol al dueño de casa. A los 26 minutos, Renán Lodi se proyectó con agresividad, encontró a Rony que envió el buscapié y Marco Ruben, un ex River, firmó el 1-0. Pero, gracias a la buena noche de Armani, River perdió por un gol. Resistió Y la serie quedó totalmente abierta. Desde 2014, cuando asumió Marcelo Gallardo, el "Millonario" dio varias muestras de carácter que probaron que tiene las herramientas suficientes como para volver a gritar campeón antes del receso por la Copa América. River busca alcanzar la 65ª estrella de su historia para quedar a tan sólo dos conquistas de igualar la línea de Boca, que actualmente ostenta 67 títulos contabilizando también la era amateur. Al mismo tiempo, sueña con seguir escalando en el conteo mundial de coronas internacionales: suma 11 conquistas y si se apropia de la Recopa Sudamericana igualará lo hecho por el San Pablo (12). Todavía está lejos de los primeros lugares: Real Madrid (26), Boca (18), Independiente (18) y Milan (18). River Plate: Franco Armani; Gonzalo Montiel, Lucas Martínez Quarta, Javier Pinola y Fabricio Angileri; Enzo Pérez, Leonardo Ponzio, Exequiel Palacios e Ignacio Fernández; Lucas Pratto y Rafael Santos Borré. DT: Marcelo Gallardo. Athlético Paranaense: Santos; Jonathan, Paulo André, Léo Pereira y Renán Lodi; Wellington Martins, Nikão, Luis González, Bruno Guimarães y Rony; Marco Ruben. DT: Tiago Nunes. River consiguió otro hito en la era Gallardo: derrotó 3-0 a Atlético Paranaense y se consagró campeón de la Recopa Sudamericana. Ignacio Fernández, de penal, abrió el marcador para el "Millonario". Y, en tiempo de descuento, Lucas Pratto y Matías Suárez estiraron la diferencia y lograron revertir el 0-1 que había sufrido el elenco de Núñez en Curitiba. Le costó romper el partido al campeón, que logró la Recopa por tercera vez en su historia. Pero nunca dejó de intentar, desde la presión extrema, desde la personalidad de Pratto y de Ponzio, desde la muñeca del entrenador, que otra vez acertó en los cambios (claves De la Cruz y, sobre todo, Suárez). Y tuvo premio cuando el partido parecía encaminarse hacia el alargue. El conjunto brasileño advirtió que si esperaba a River podía pasarla mal. En consecuencia, buscó presionar en la salida, forzando en muchas ocasiones a que la defensa saltara líneas para poder superar la barrera. Sin embargo, cuando el "Millonario" pasó de presionado a protagonista de la asfixia, se sintió más cómodo y sometió a Paranaense, con un ritmo de pressing infernal. A los 13 minutos, tuvo la primera gran chance de gol: combinó por derecha y el control dejó a Ignacio Fernández de frente al arco; su remate hizo temblar el palo. Con Leonardo Ponzio como emblema de la actitud y el empuje, River fue transformando las recuperaciones altas en oportunidades de convertir. El campeón de la edición 2019 consiguió un cheque de 1.250.000 dólares y el subcampeón se quedó con 750.000 de la moneda norteamericana. River logró este trofeo por tercera vez en su historia: en 2015, superó a San Lorenzo, y 2016 hizo lo propio contra Independiente Santa Fe, de Colombia. Se trata del décimo título desde que Gallardo asumió como técnico del "Millonario", a mediados de 2014. Un ejemplo de hambre, que quedó probado en las declaraciones de Pratto: "Ahora vamos por la Copa Libertadores".
  11. Chelsea: Kepa; Azpilicueta, Christiansen, David Luiz, Emerson; Jorginho, Kanté, Kovacic (Barkley, min.76); Pedro (William, min.71), Giroud y Hazard (Higuaín, min.89). Arsenal: Cech; Sokratis, Koscielny, Monreal (Guendozi, min.66); Maitland-Niles, Torreira (Ibowi, min.66), Xhaka, Kolasinac; Özil (Willock, min.77), Aubameyang y Lacazette. Árbitro: Gianluca Rocchi (ITA). Amonestó a Christiansen y Pedro. Chelsea se consagró campeón de la Europa League al derrotar 4 a 1 Arsenal en la final disputada en el Estadio Olímpico de Bakú, la capital de Azerbaiyán, y en la que el belga Eden Hazard, pretendido por Real Madrid para la próxima temporada, tuvo una actuación descollante. De esta forma, los Blues conquistaron por segunda vez el segundo certamen de clubes en importancia del Viejo Continente (ya lo habían hecho en 2013). Arsenal, que hasta este duelo había perdido cinco de las seis finales que había disputado por certámenes de la UEFA, se mostró más ambicioso y manejó el juego en la primera media hora en el coqueto coliseo azerí, inaugurado en 2015 y con capacidad para 69.870 espectadores. Si bien no generó chances clarísimas, el elenco dirigido por Unai Emery (campeón de este torneo tres veces con Sevilla) gestó las mejores aproximaciones. La más clara fue un bombazo desde fuera del área del suizo Granit Xhaka que rozó el travesaño del arco defendido por el vasco Kepa Arrizabalaga. Sin embargo los dirigidos por el italiano Maurizio Sarri, que accedieron invictos a esta instancia (habían ganado 11 partidos y empatado tres), reaccionaron en el segmento final e hicieron trabajar a Petr Cech. El veterano arquero checo de 37 años, que estaba disputando su último partido como profesional, reaccionó como en sus mejores tiempos para rechazar un disparo a quemarropa del brasileño Emerson y luego para ahogarle el grito a Giroud, tras una linda combinación entre Jorginho y el belga Eden Hazard. Luego de la consagración en la Europa League, Eden Hazard anunció su salida de Chelsea. El crack belga convirtió un doblete para la goleada 4-1 ante Arsenal en la final, y luego del pitazo final, le dijo adiós a los Blues. "Creo que lo de hoy es un adiós. Me esperan nuevos retos en el futuro. En un par de días, se conocerá mi futuro", anunció Hazard, en declaraciones a BT Sport, luego del título de la Europa League en Bakú. Hazard fue la gran figura del Chelsea en la final ante Arsenal de la Europa League. Convirtió un doblete y también asistió a Pedro en otro tanto. Tras esta impresionante actuación, se despidió de los fanáticos. "Amo a los fans del Chelsea. Ellos siempre serán parte de mi familia. Siempre será mi equipo y los apoyaré", dijo. Todo parece indicar que el belga será nuevo jugador del Real Madrid, tras lo dicho anteriormente por Florentino Pérez, en una entrevista hace pocas horas. "Tengo ilusión de que Hazard venga este año. Tengo mucho interés en que venga al Madrid y la esperanza de que este año pueda ser. Es uno de los grandes del mundo", le dijo a El Transistor. Se va por la puerta grande y dándole un nuevo título internacional a Chelsea. Hazard dice adiós, con todo el respeto y con la idea de un nuevo reto. Goles del Partido: Chelsea: 1-0 Min. 50 Giroud ; 2-0, Min. 60 Pedro ; 3-0, Min. 65 Hazard de penalti ; 4-1, Min. 72 Hazard. Arsenal: 3-1 , Min. 69 Iwobi.
  12. Según dicen, al jugarlo es como si fuera "fumar droga pura!" jajajaja 100%kojima Esperemos que sea un lujo y un disfrute completo al jugarlo
  13. Hola, bienvenido santiago! Series eh? Acá tenes para ver unas cuantas
  14. Bienvenido locura, espero lo pases de 10 acá
  15. El GP de Mónaco, la carrera más especial de la temporada 2019 de Fórmula 1. Por su glamour, historia y singularidad, la cita del Principado captivaba la imaginación de los aficionados de todo el mundo. En esta ocasión, la carrera estaba teñida de duelo por la pérdida del tricampeón Niki Lauda, fallecido el lunes de la semana de la prueba. Los homenajes se sucedieron a lo largo de todo el fin de semana, también el domingo. Lewis Hamilton salió como una exhalación. El británico no dio opciones y defendió con éxito la Pole Position. Su compañero lo pasó peor. Valtteri Bottas perdió comba en la tracción y eso lo aprovechó Max Verstappen para emparejarse. El holandés tenía el interior al llegar a Ste. Devote, pero no asfixió al finlandés y éste lo aprovechó para resistir en la segunda plaza por la línea exterior. Por detrás, todo igual: Sebastian Vettel seguía cuarto. Daniel Ricciardo adelantó a Kevin Magnussen para ponerse quinto con el Renault. Carlos Sainz perdió plaza con Alexander Albon en la curva 1, pero salieron de Ste. Devote en paralelo. Le aguantó el pulso en la subida y le adelantó por el exterior en la curva 3. La velocidad del español era tal que pudo superar también a Daniil Kvyat, con lo que se ponía octavo. Charles Leclerc se saltó Ste. Devote en la salida, pero en la primera vuelta adelantó a Kimi Räikkönen y en la segunda al McLaren de Lando Norris con una apurada de frenada en la famosa horquilla de Loews. Los líderes pusieron la directa, y así en la quinta vuelta ya contaban con más de 15 segundos de margen sobre los coches de la zona media. Hamilton lideraba la carrera con 1,2 segundos sobre Bottas, 3,1 sobre Verstappen y 4,8 sobre Verstappen. Todos ellos eran del orden de tres segundos por vuelta más rápido que el resto de monoplazas en pista. Leclerc estaba desesperado por remontar. El monegasco tenía en su punto de mira a Romain Grosjean y se dejaba ver por sus retrovisores. Se insinuó en la Nouvelle Chicane y luego tomó las medidas de La Rascasse. En la vuelta 8, se tiró en esa misma curva por el interior y reclamó la duodécima posición. Romain le tildó de "kamikaze". En el siguiente giro, Leclerc quiso repetir la misma maniobra con Nico Hülkenberg. Se coló por el interior, pero el alemán no le dejó tanto espacio como el francés. Los dos coches se tocaron y el Ferrari se cruzó en la pista. El monegasco recuperó el control, pero nada más pasar por meta descubrió que había desllantado el neumático trasero izquierdo. Regresó a boxes como pudo, puso neumáticos duros y continuó en carrera pese a tener el fondo plano en precarias condiciones. Dirección de Carrera desplegó el coche de seguridad por debris en la vuelta 11, lo cual precipitó una cascada de paradas en boxes. Mercedes llamó al mismo tiempo a Hamilton y Bottas. Lewis puso medios y conservó el liderato, pero la parada de Valtteri no fue tan rápida y eso le costó la segunda posición con Verstappen quien, como Vettel, puso duros. El Mercedes y el Red Bull se pusieron en paralelo en el interior del estrechísimo Pit-Lane, lo que resultó en un toque entre los dos coches. El W10 también acarició el muro. Los comisarios le impusieron a Max una penalización de cinco segundos por 'unsafe release'. Bottas paró otra vez en la siguiente vuelta por un pinchazo, lo que le costó también el tercer puesto con Vettel. Los únicos coches de la zona media que pararon fueron Daniel Ricciardo y Kevin Magnussen, los líderes, pues todos los demás prefirieron quedarse en pista en previsión de que la lluvia pudiera ser un factor determinante. Sea como sea, eso elevó a Carlos Sainz a la sexta posición y al liderato virtual de esa contienda por acompañar a los equipos punteros. El Safety-Car se retiró en la vuelta 16. Lewis Hamilton controló el tempo para no dejar ir la primera posición. En el siguiente giro, Antonio Giovinazzi tocó a Robert Kubica en La Rascasse. El Williams quedó cruzado en la pista. La melé también comprometió a Nico Hülkenberg, George Russell y Charles Leclerc. Todos ellos consiguieron volverse a poner en movimiento sin necesidad de neutralización. Giovinazzi recibió una penalización de 10 segundos. Leclerc hizo una segunda parada en boxes en la vuelta 18 para poner el neumático blando. La frustración del monegasco era palpable. "Yo soy el primero que no se rinde, pero os digo que el coche es muy difícil de conducir". Un giro después, al constatar que ocupaba la última posición y que era imposible soñar con una nueva remontada, el equipo tomó la decisión de abandonar y ahorrar kilómetros a la unidad de potencia. Charles abandonaba en su primera visita a su país, Mónaco, como piloto de la Scuderia. Lewis Hamilton tenía un margen de 0,9 segundos sobre Max Verstappen al llegar a la vuelta 20. Sebastian Vettel, tercero, cedía 1,8 guarismos con el líder, pero aguantaba seis décimas por delante de Valtteri Bottas. El radar meteorológico mostraba lluvia en los aledaños del circuito, aunque no en el Principado. Carlos Sainz se escapaba en la zona media. Lando Norris, décimo, era 1,5 segundos más lento que su compañero y ejercía un tapón que permitía que el madrileño se escapara mientras Ricciardo y Magnussen, los dos que habían parado bajo el coche de seguridad, veían cómo perdían toda opción. El madrileño tenía 23 segundos de margen sobre estos. Carlos reportó por radio que llovía ligeramente. La precipitación era ligera y los coches aguantaban con los neumáticos de seco, de ahí que el español optara por el compuesto medio cuando entró. Se reincorporó noveno justo por delante de Norris –y de Ricciardo y Magnussen, que sí habían parado– y por detrás de Gasly. Mantenía vivas sus opciones de imponerse en la batalla de la zona media. Los rivales de Sainz no tardaron en mover ficha. Daniil Kvyat paró para intentar el overcut, pero el McLaren se mantuvo por delante. Ya era octavo. Por delante, dos objetivos: Alexander Albon y Romain Grosjean, que tan sólo podían rebasarle con la ayuda de un coche de seguridad. Mientras tanto, Hamilton reportaba problemas con sus neumáticos. Las bajas temperaturas propiciaban la aparición de 'graining'. El británico seguía líder con un margen de 0,5 segundos sobre Verstappen, que no veía el hueco para intentar la maniobra. Vettel aguantaba tercero a 2,3 guarismos, con Bottas a unos dos guarismos de su monoplaza. Lance Stroll cerró a Kimi Räikkönen contra el muro después de Loews. El canadiense bloqueó en la entrada de Loews y trazó la horquilla por fuera de la trazada de carrera. El finlandés lo aprovechó para ponerse en paralelo con su Alfa Romeo, pero el Racing Point le cerró igualmente en la aproximación a la curva 7. Albon paró en la vuelta 40 y Carlos recuperó así la séptima plaza de la carrera. Tan sólo quedaba Grosjean. La llovizna, intermitente, no iba a más y los neumáticos de seco bastaban para aguantar en pista. En la vuelta 48, los cuatro líderes dieron caza a un grupo de ocho rezagados. Hamilton, Verstappen y Vettel pasaron a Lance Stroll, pero el Racing Point se cebó con Bottas. El canadiense le cerró en Tabac y no le dejó pasar hasta llegar a La Rascasse. En consecuencia, el finlandés perdió un par de segundos con sus rivales. Quien tenía motivos para estar enfadado era Daniel Ricciardo, que había caído desde el quinto –y el liderato de la zona media– hasta el décimo porque, tras parar después del coche de seguridad, salió detrás de Lando Norris y Kimi Räikkönen, que rodaron mucho más lentos que el grupo de cabeza. Romain Grosjean entró finalmente en la vuelta 51, lo que elevó a Carlos Sainz a la sexta posición de la clasificación. El español comandaba la media parrilla, pero tenía a los dos Toro Rosso pegados al difusor de su McLaren. En paralelo, Kevin Magnussen se saltó la Nouvelle Chicane cuando Sergio Pérez le había ganado el interior. Los comisarios anunciaron una investigación. Los problemas de neumáticos de Hamilton no remitían. El británico alertaba una y otra vez a sus equipos, que ya había comprendido que se habían equivocado al montarle el neumático medio. Max Verstappen le apretaba las tuercas, pues sabía que estaba obligado a adelantarse y escaparse cinco segundos si quería compensar la penalización de tiempo que cargaba sobre él. Pero pasaban los minutos y Verstappen no veía la oportunidad. Mientras tanto, los diálogos se sucedían entre Lewis y sus ingenieros. "No sé qué habíais pensado cuando queríais que estos neumáticos aguantasen hasta el final", decía el inglés, que veía cómo el compuesto duro era la mejor elección. Mientras tanto, el equipo Red Bull hizo parar a Pierre Gasly para poner blandos y buscar la vuelta rápida. El francés, que estaba a 16 vueltas de la cabeza, tenía una parada gratis porque tenía margen suficiente sobre el siguiente coche en discordia, el McLaren de Carlos Sainz. En la vuelta 69, Max Verstappen pasó al ataque. Red Bull le dijo que podía activar un mapa motor más agresivo. "Son grandes noticias", respondió sarcástico Hamilton cuando su ingeniero le informó. Max probó un exterior en Loews, sin éxito. Buscaba el hueco. Por detrás, Vettel y Bottas aguantaban a menos de cinco segundos para aprovechar su sanción. Verstappen no se rendía. A tres vueltas del final, el holandés lo intentó en la Nouvelle Chicane. El Red Bull intentó ganar el interior, pero el Mercedes estaba por delante. El holandés se tiró y tocó al británico, que se saltó la chicane. Los dos siguieron adelante sin consecuencias, aunque el toque pudo ser desastroso para ambos. Lewis Hamilton cabalgó hasta la victoria para anotarse el triunfo en el GP de Mónaco, un triunfo que le permitía ampliar aún más su liderato en el Mundial de Pilotos y dedicarle el éxito a su amigo Niki Lauda, desaparecido el lunes antes de la carrera. Quien también lo celebró efusivamente fue Toto Wolff, que lució durante toda la carrera una gorra de color rojo en recuerdo del tricampeón, con quien Wolff compartió las riendas de la escudería. El mexicano Sergio Pérez demostró unos enormes reflejos durante el GP de Mónaco, al evitar un accidente que podría haber supuesto una seria tragedia. El piloto de Racing Point estaba saliendo de boxes cuando se encontró con dos comisarios que estaban cruzando por la pista durante el periodo de coche de seguridad que hubo durante la carrera. Obviamente, Pérez se quejó por radio de lo ocurrido. "¿Qué pasa con esos comisarios? ¡Casi le mato! ¿Están bien?", gritó a sus ingenieros, que le confirmaron que todo había sido un susto. Después, más tranquilo, explicó lo ocurrido a los medios. "Durante el coche de seguridad vi cómo pasó cerca de mí un comisario, bueno realmente dos. Fue realmente malo. Ellos estaban corriendo mientras yo salía de boxes. Tuve que frenar y tuvieron mucha suerte de que pudiera esquivarles", relató, aún con el susto en el cuerpo. El español Carlos Sainz (McLaren) aseguró este domingo, tras finalizar en sexta posición el Gran Premio de Mónaco de Fórmula 1, que ha sido "el primero" de los pilotos que compiten tras Mercedes, Ferrari y Red Bull. "He sido el primero del resto", celebró el madrileño. "Contento" por el resultado obtenido en el Principado, donde sumó 8 de los 18 puntos que contabiliza, Carlos Sainz reconoció que el sexto lugar era inesperado. "¡Quién lo habría dicho!", afirmó. Sainz apuntó que luchó por su puesto el sábado "en la calificación" y este domingo "en la salida, pasando a los dos Toro Rosso en la curva 3". Sainz volvió a cuajar una excelente salida superando a Kvyat y Albon por fuera en la tercera curva, una maniobra soberbia y arriesgada que se está convirtiendo en la especialidad de la casa. Con ese gesto consolidó una octava plaza ya de partida, aunque la jugada maestra fue quedarse en pista con la primera salida del coche de seguridad por el accidente de Leclerc mientras varios rivales entraban en boxes. La posibilidad de que lloviera y, por tanto, de no echar de menos esa parada, le hizo subir a la quinta plaza y resistir en esa inesperada posición esperando lo que pudiera ocurrir. No llegó la lluvia y en McLaren arriesgaron a que no hubiera otro coche de seguridad, con lo que metieron a su piloto en el giro 31 para ir ya hasta el final. Tal era el ritmo del español que marcó la vuelta rápida sabiendo que se jugaba la plaza al milímetros, de ahí que saliera por los pelos delante de Kvyat, hasta que se la quitó Gasly, con una parada extra para colocar gomas nuevas y buscar ese punto de premio. Sainz arriesgó en esa vuelta rápida a abrir el graining de sus gomas antes de tiempo, pero luego pudo conservar la sexta plaza de los ataques del ruso en una cita primorosa, sin errores, que se une al gran final que hizo en España ganando tres posiciones en las vueltas finales. Se ha entonado el español, la mala fortuna y las averías ya han dejado de cebarse con él y es el primero de los mortales en la clasificación tras los tres equipos grandes (Ferrari, Red Bull y Mercedes) con lo que además sostiene a McLaren cuarto en la clasificación de constructores! El piloto de McLaren indicó asimismo que "ya tocaba" firmar un gran resultado después de los problemas experimentados en las tres primeras carreras de la temporada. Kimi Raikkonen es peculiar hasta para alcanzar los 300 grandes premios en la Fórmula 1. Para empezar porque de esa cifra hay que restar dos en los que no pudo participar en la carrera (EE UU 2005 por la crisis de Michelin y Malasia 2017 por una avería en la parrilla). El finlandés, de 39 años, disfruta en Alfa Romeo de su cuarta o quinta juventud, porque no es un piloto de época, sino de varias épocas: sus inicios en McLaren, la era con más victorias y dos subcampeonatos (2002-2006). Después el fichaje por Ferrari y el título frente a Hamilton y Alonso (2007-2009). Luego un breve adiós para dedicarse a los rallys, seguido de un sorprendente regreso a Lotus que también le llevó a lo más alto del podio (2012-2013). Volvió a Ferrari, aunque tardó en ganar el que aún hoy es su último triunfo (2014-2018). Y ahora, en Sauber, donde todo empezó hace 20 años. ¿Fin de semana especial por la cifra que alcanza? "No hay diferencias con la última semana de carreras ni con la siguiente. Es un número, pero el ‘planning’ es el mismo que en cualquier parte del mundo en cualquier momento del año". No quiere celebraciones, ni pancartas, ni aplausos por la efeméride. Y eso que, sin lesiones o ausencias, a final de año debería haber superado a Button (309), Schumacher (308) y Alonso (314) y como le queda contrato hasta finales de 2020, tendría que adelantar a Barrichello (326), el piloto con más participaciones. Pero eso a Kimi le da igual, es lo que responde a As: "¿Si es un objetivo? No, absolutamente no. No estoy aquí para ser el piloto con más grandes premios disputados. Es un número, de hecho aquí ya le he dicho al equipo que no quería nada especial, que todo como cualquier otra carrera (se ríe)". ¿Ni una tarta? "He intentado forzarles para que cancelen todo, pero hasta ahora no me ha ido muy bien. ¿Algún brindis? Yo nunca bebo cuando piloto". "Claro que el deporte ha cambiado, pero como cualquier ámbito de la vida desde entonces. Ha habido cambios reglamentarios que modifican algunas pautas, o ha llegado el DRS, pero el pilotaje es similar, la experiencia de carrera es más o menos igual y los circuitos también", opina sobre la evolución de la F1 en dos décadas, que a sus ojos parece mínima (del motor V10 al V6 híbrido, ya no hay repostajes, sólo hay un proveedor de neumáticos, hay media docena más de carreras al año...). El cumpleaños que no es especial para Raikkonen coincide con el gran premio más especial de la temporada. O no, eso tampoco: "A mí, como piloto, Mónaco no me gusta nada. Está muy bien si vienes a verlo pero... para los mecánicos es de los peores, y aunque el 'pit lane' es nuevo sigue sin ser un gran sitio para trabajar. Cuanto antes acabe…". Y en el plano deportivo, "quizás en el pasado el piloto podía marcar más diferencia porque era una pista más complicada al principio, había un ángulo más complejo en la curva uno y la zona de la Piscina era mucho más estrecha". No elige el coche con el que más disfrutó en el Gran Circo, aunque concede: "Disfrutas más cuando todo va bien, si no va tan bien no es tan divertido. Pero tampoco es el fin del mundo, es un resultado más. Hay cosas más importantes que esto". Y cuando cualquiera afirmaría que Kimi está cansado de la F1 y todo lo que la rodea, nada más lejos de la realidad: "No se me ha hecho tan largo, sinceramente". CLASIFICACIÓN PILOTOS F1 2019 P Piloto Puntos AU BH CH AZ ES MN CN FR AT GB AL HN BL IT SG RU JP MX US BR AD 1 Lewis Hamilton 137 18 25 25 18 25+1 25 2 Valtteri Bottas 120 25+1 18 18 25 18 15 3 Sebastian Vettel 82 12 10 15 15 12 18 4 Max Verstappen 78 15 12 12 12 15 12 5 Charles Leclerc 57 10 15+1 10 10+1 10 RET 6 Pierre Gasly 32 11º 4 8+1 RET 8 10+1 7 Carlos Sainz 18 RET 19º 14º 6 4 8 8 Kevin Magnussen 14 8 13º 13º 13º 6 12º 9 Sergio Pérez 13 13º 1 4 8 15º 13º 10 Kimi Räikkönen 13 4 6 2 1 14º 17º 11 Lando Norris 12 12º 8 18º 4 RET 11º 12 Daniil Kvyat 9 1 12º RET RET 2 6 13 Daniel Ricciardo 8 RET 18º 6 RET 12º 2 14 Alexander Albon 7 14º 2 1 11º 11º 4 15 Nico Hülkenberg 6 6 17º RET 14º 13º 14º 16 Lance Stroll 4 2 14º 12º 2 RET 16º 17 Romain Grosjean 2 RET RET 11º RET 1 1 18 Antonio Giovinazzi 0 15º 11º 15º 12º 16º 19º 19 George Russell 0 16º 15º 16º 15º 17º 15º 20 Robert Kubica 0 17º 16º 17º 16º 18º 18º LEYENDA = ABANDONO = GANADOR = PUNTOS 0º = POSICIÓN CLASIFICACIÓN EQUIPOS F1 2019 P Equipo Puntos AU BH CH AZ ES MN CN FR AT GB AL HN BL IT SG RU JP MX US BR AD 1 Mercedes 257 44 43 43 43 44 40 2 Ferrari 139 22 26 25 26 22 18 3 Red Bull 110 15 16 21 12 23 23 4 McLaren 30 0 8 0 10 4 8 5 Racing Point 17 2 1 4 10 0 0 6 Toro Rosso 16 1 2 1 0 2 10 7 Haas 16 8 0 0 0 7 1 8 Renault 14 6 0 6 0 0 2 9 Alfa Romeo 13 4 6 2 1 0 0 10 Williams 0 0 0 0 0 0 0 LEYENDA = PUNTOS 0 = SIN PUNTOS