Saltar al contenido

Buscar en la comunidad

Mostrando resultados de las etiquetas 'afa'.

  • Buscar por etiquetas

    Indique las etiquetas separadas por comas.
  • Buscar por autor

Tipo de contenido


Foros

  • LA COMUNIDAD
    • ¿Cómo usar Xtreme Addictions?
    • Anuncios
    • Donadores XA
    • Sorteos, Premios y Eventos
    • La puerta de entrada ¡PRESENTATE!
    • Ideas
    • Bugs
  • NUESTROS SERVIDORES: COUNTER STRIKE 1.6
    • Querés ser ADM, Tener Slot reservado o ZP VIP? entrá!
    • Quejas y conflictos
    • Todo Counter Strike
    • #01 GUNGAME TEAMPLAY [500 FPS] - sv.xa-cs.com.ar:27015
    • #02 DEATHMATCH - sv.xa-cs.com.ar:27017
    • #03 MATA AL TRAIDOR - sv.xa-cs.com.ar:27018
    • #04 ZOMBIE PLAGUE - sv.xa-cs.com.ar:27019
    • #05 XTREME FRUTA - sv.xa-cs.com.ar:27016
  • NUESTRO SERVIDOR: Half Life 1 - DM - (Only Crossfire)
    • #01 HALF LIFE 1 - DM (Only Crossfire) - sv.xa-cs.com.ar:27115
  • INTERÉS GENERAL
    • Noticias del Mundo
    • Noticias Nacionales
    • Debates y Discusiones
    • Sexo y Actualidad
    • Tecnología
    • Zona FEMME
    • Salud y Medio Ambiente
    • Misterios del Universo
    • Informes, tonterías y más
    • Cine, Series y Televisión
  • X-GAMES
    • eSports
    • Novedades e Información
    • PC
    • Otras plataformas
  • X-DESIGN
    • Pedido de Imágenes
    • Zona de Exposiciones
  • LA TABERNA DE MOE
  • ANIME Y COMICS
  • LA REDONDA, LOS FIERROS Y ALGO MÁS...

Categorías

  • Anuncios de la Comunidad
  • Anuncios de los Servidores

Forms

  • Solicitud de Administrador PLATINUM
  • Solicitud de Administrador GOLD
  • Solicitud de Administrador SILVER
  • Solicitud de Cuenta Zombie Plague VIP
  • Solicitud de Slot Reservado
  • Solicitud de Administrador SV HALF LIFE 1 - DM
  • Solicitud de Slot Reservado SV HALF LIFE 1 - DM
  • DONADOR XA

Encontrar resultados en...

Encontrar resultados que contengan...


Fecha creación

  • Inicio

    Fin


Última actualización

  • Inicio

    Fin


Filtrar por número de...

Se unió

  • Inicio

    Fin


Grupo


Sobre Mi


Steam


Situación sentimental


Género


Nacionalidad


Ciudad de origen


Ciudad actual


Facebook


Twitter


Instagram


Skype

Encontrado 316 resultados

  1. Luego de la conquista de River a fines del año pasado (venció en la final a Central Córdoba de Santiago del Estero y se convirtió en máximo ganador del certamen -junto a Boca- con tres títulos), se sorteó la nueva edición de la Copa Argentina. En el estadio de futsal del predio de la AFA en Ezeiza, el azar develó las llaves de 32avos de final. Lo más destacado es que Boca debutará ante Claypole y River hará lo propio con Defensores de Pronunciamiento. Además, Racing jugará con Unión Sunchales o Sp. Belgrano; San Lorenzo irá ante Liniers e Independiente enfrentará a Villa Mitre (BB). Son 64 los equipos clasificados a esta instancia, incluidos los 24 de la Superliga, los 14 mejores de la Primera Nacional, los 6 mejores de la Primera B Metropolitana, los 4 mejores de la Primera C, los 3 mejores de la Primera D y los 13 clasificados provenientes del Torneo Federal (incluidos los de la Fase Preliminar Regional). Vale la pena aclarar que en esta primera instancia no habrá clásicos, pero sí a partir de los octavos de final. El Superclásico entre Boca y River, es uno de ellos. También en esta instancia podrían cruzarse Unión y Colón de Santa Fe. En tanto, en cuartos de final se verían las caras Independiente y Racing, y Estudiantes de La Plata y Gimnasia y Esgrima La Plata. Ya en semis, si avanzan, habría clásico rosarino entre Newell’s y Rosario Central; mientras que solo en una final se enfrentarían San Lorenzo y Huracán.
  2. En el partido pendiente de la fecha 14, River se quedó con una importante victoria venciendo a Independiente por dos a uno. Los goles del Millonario los marcó Rafael Santos Borré, y Silvio Romero gritó para el local. La primera parte mostró a un River muy superior. Independiente pareció sorprendido con la disposición táctica dispuesta por Gallardo y no le encontró la vuelta. Poco a poco, la visita se fue adueñando de las mejores situaciones y eso fue desmotivando al equipo de Pusineri. Sin embargo, el rojo, en una jugada aislada, pudo ponerse en ventaja. Javier Pinola falló en un cierre y le quedó a Fernández un gol servido, pero el delantero falló y pateó a los pies de Armani. Al minuto 23, Casco robó en mitad de cancha y salió solo por el centro del campo, luego asistió a Gonzalo Montiel que se proyectaba bien abierto por la derecha y este centró con precisión a Rafael Santos Borré que llegaba por medio sin marca para conectar de cabeza y marcar el primero. El Rojo sintió el golpe, bajó la guardia y le dejó a River la primera parte a merced. Independiente ajustó tuercas y salió con todo al segundo tiempo. Solo un minuto y medio tardó para empatar el partido y contagiar a todo el estadio para que empuje al equipo a por la victoria. Silvio Romero conectó un buen centro de Domingo Blanco que vio mal parada a la defensa de River. Lo minutos siguientes fueron todos rojos. Gallardo, se veía superado y buscaba respuestas en sus jugadores. El que no estuvo a la altura de sus compañeros fue Alexander Barboza. El central cometió varias faltas, vio dos amarillas en diez minutos y dejó a su equipo con uno menos. River aprovechó el hombre de más, metió dos cambios y minutos más tarde encontró, nuevamente en los pies del colombiano Borré, el segundo tanto. Los minutos restantes fueron emocionantes, Independiente lo buscaba con 10 y River aguantaba la ventaja. El premio fue para los de Gallardo que arrancan el año de la mejor manera. Con este resultado, River queda puntero de la Superliga junto a Argentinos Juniors y depende de sí mismo para quedarse con el torneo. Independiente, por su parte, arranca con el pie equivocado el ciclo de Lucas Pusineri y deberá mejorar algunas cosas de cara al futuro.
  3. River deberá enfrentarse ante Racing por el partido único de la Supercopa Argentina, ya que el conjunto de Avellaneda se consagró campeón de la Superliga pasada en una victoria ante Tigre mientras que River lo hizo por Copa Argentina con Central Córdoba de Santiago del Estero en Mendoza el pasado viernes 12 de diciembre. De esta manera, los dos campeones del fútbol argentino deberán medirse para ver quien se queda con el trofeo de la Supercopa. La cual tiene como opción principal para fines de marzo durante fecha FIFA, algo que deja en incertidumbre a ambas instituciones siendo que ambos podrían verse afectados en el equipo, ya que muchos de los futbolistas podrían ser convocados por sus respectivas selecciones. Además de que, en estos días los jugadores se verán obligados a participar por una exigencia de las diversas federaciones locales. Ante esto, Víctor Blanco, presidente de la institución de Avellaneda declaró en Radio Mitre que “está muy complicada la fecha de la Supercopa Argentina con River. Nosotros creemos que puede ser mayo, considerando que marzo y abril hay un calendario muy apretado”. Algo que es cierto, debido a que en marzo finalizará la Superliga 2019-20 y comenzarán la Copa Superliga y la Conmebol Libertadores teniendo en cuenta también, la anteriormente nombrada, fecha FIFA. Asimismo, si bien el partido debe jugarse, aún tampoco hay sede estipulada, las dos candidatas principales son Mendoza y Córdoba, pese a que también estuvo el rumor de que sería en el exterior. Miami, Estados Unidos, era la opción para disputar este partido en otro país. Sin embargo, el presidente de Racing desechó por completo esta posibilidad declarando que “lo que sí estoy seguro es que no debe jugarse en el exterior”. Ante esto, desde River no se han expresado ni anunciado su pensamiento, aunque se estima que habrá que esperar para una resolución de día y lugar.
  4. Racing derrotó a Tigre y se consagró campeón de la primera edición del Trofeo de Campeones, la final que enfrentó al último ganador de la Superliga con el más reciente triunfador de la Copa de la Superliga. El equipo de Avellaneda se impuso por 2-0 en el estadio José María Minella de Mar del Plata y se alzó con un nuevo título oficial para sus vitrinas. Este duelo significó la despedida de Eduardo “Chacho” Coudet como técnico de La Academia. El entrenador ya confirmó que se irá del club y todo indica que su futuro está en el Inter de Porto Alegre de Brasil. El conjunto de Victoria, que actualmente milita en la Primera Nacional, no se achicó ante La Academia y salió a jugar de igual a igual. Fue así como generó la primera chance clara de gol con una pelota que, tras un córner, quedó boyando en el punto del penal y Ezequiel Rodríguez remató por arriba del travesaño. Sin embargo, en dos ataques rápidos y casi calcados, Racing iba a encontrar la ventaja. Sobre los 30’, Walter Montoya hizo una buena jugada por la derecha y metió la pelota al medio para el ingreso goleador de Matías Rojas. Sobre los 43’, la fórmula fue la misma: Montoya mandó un centro desde la derecha y Rojas apareció otra vez por el medio para sellar el 2-0. A partir de la velocidad en ataque y de las dudas del equipo de Pipo Gorosito en el fondo, los de Coudet sacaban una ventaja que sería clave. En el comienzo de la segunda parte Racing tuvo la gran chance para liquidar el encuentro en los pies de Jonathan Cristaldo, quien fue titular a pesar de haber sido denunciado semanas atrás por violencia de género (tras licenciarlo por unos días, el club decidió que hasta tanto la Justicia se expida, será considerado como uno más del plantel). El atacante no pudo aprovechar un rechazo que Rodríguez dejó corto en el área chica. Desde ese momento, Tigre iría en busca del descuento para ilusionarse con una remontada final. Pero, en su mejor momento, el Matador se quedó con un hombre menos. Sebastián Prediger vio la segunda amarilla por una falta en la mitad de la cancha y se fue expulsado. En desventaja numérica, ya nada pudo hacer el elenco de Victoria para torcer la historia. Racing se va a las vacaciones con un título más (el número 31° de su historia a nivel nacional) y con algo de alivio luego de un semestre en el cual quedó cuatro puntos por debajo del actual líder de la Superliga, que es Argentinos Juniors. La gran incógnita es quién se hará cargo de la dirección técnica del equipo a partir del 2020 y el máximo candidato hoy es Sebastián Beccacece, de reciente paso por Independiente. El gran desafío de Tigre el próximo año será volver a la Primera División. Actualmente figura en el cuarto lugar de la Zona B (a 12 del puntero San Martín de Tucumán), puesto que lo posiciona dentro de los playoffs por el ascenso.
  5. River logró la ventaja cuatro minutos después. Nacho Scocco quedó mano a mano, pero el arquero tapó su intento. Sin embargo, el rebote que dio Diego “El Ruso” Rodríguez cayó nuevamente en los pies del ex Newell’s, que en su segundo intento no falló y marcó el 1-0. Fue un premio a la persistencia para el atacante, quien regresó a la titularidad a raíz de la lesión que marginó a Matías Suárez de este encuentro. A pesar de que su dominio no era pleno y de que el conjunto de Gustavo Coleoni le generó algún que otro sobresalto, el Millonario supo apelar a sus individualidades para ampliar la cuenta y ganar en tranquilidad. Nacho Scocco y Nacho Fernández, sobre todo, fueron los artífices de un triunfo que se consolidó en el complemento. A los 14’, ambos fueron protagonistas de una magnífica jugada -con doble pared incluida- que terminó en el 2-0 en los pies del ex Gimnasia La Plata. Esa acción abrió los caminos para un River que pronto consumó la goleada. Tras una gran combinación colectiva, Nacho Fernández se metió en el área a pura habilidad y mandó el centro por lo bajo para el juvenil Julián Álvarez (que unos minutos atrás había reemplazado a Rafael Santos Borré) empuje la pelota al fondo de la red. En el final, Gallardo aprovechó para darse algunos lujos: primero, mandó a la cancha a Leonardo Ponzio, a quien Enzo Pérez le dejó la cinta de capitán al salir, y luego dispuso la salida de Exequiel Palacios (lo reemplazó Lucas Pratto), en el que seguramente fue el último partido del mediocampista con la camiseta del Millonario ya que en los próximos días será vendido al Bayer Leverkusen de Alemania. El árbitro Facundo Tello marcó el final del encuentro a los 45 minutos clavados y determinó así una nueva consagración para River bajo el mando de Marcelo Gallardo, quien ya confirmó que en el 2020 continuará como DT del club. Se trata de un título que significa un bálsamo tras la derrota en la final de la Copa Libertadores contra Flamengo. Más allá de la derrota, Central Córdoba se vuelve a Santiago del Estero con la dignidad de haber hecho un dignísimo papel ante un poderoso rival. No pudo hacer historia, pero se llevó el reconocimiento de su público, que lo acompañó en masa hasta Mendoza. Como ganador del torneo, River se quedó con 5.900.000 de pesos por el premio que otorga la organización. Tan orgulloso estaba del segundo puesto que no dudó en besar su inédita medalla... El entrenador de Central Córdoba de Santiago del Estero, Gustavo Coleoni, aseguró -bajo los efectos del dolor de una derrota tan digna como lógica- que, en River, "la velocidad de la pelota viaja a otro ritmo", tras la derrota por 3 a 0 en la final de la Copa Argentina jugada este viernes en Mendoza. "Vi de cerca por primera vez el funcionamiento de un gran equipo. En River la velocidad de la pelota viaja a otro ritmo", analizó Coleoni en la conferencia de prensa que ofreció en el estadio Malvinas Argentinas, de la capital mendocina. "River tiene un gran nivel individual y colectivo, hicimos lo que pudimos y elijo esta forma de perder y no colgado del travesaño con la ilusión de llegar a una definición por penales", subrayó Coleoni, quien lamentó que su equipo no pudo concretar las situaciones que dispuso en el primer tiempo. "Tratamos de contenerlos, tuvimos chances desperdiciadas que ante un rival como River se pagan caro, los jugadores dieron todo pero nos faltó un poco de precisión en los pases y fueron justos ganadores", analizó el cordobés Coleoni, de 51 años. El DT también resaltó finalmente la gran campaña de su equipo en la Copa Argentina y recordó que hasta junio pasado jugaban en el fútbol de Ascenso. Entre el 28 y el 30 de enero, River recibirá a Central Córdoba en el Monumental por la fecha 18 de la Superliga. "Ganamos un subcampeonato, algo histórico para este club. Hay que recordar de donde venimos y que se dio todo tan rápido, sin recursos, y fuimos segundos del mejor equipo de América, más allá de lo que paso en la final ante Flamengo", concluyó Coleoni, en alusión a la definición de la Copa Libertadores que los de Núñez perdieron en Lima con los brasileños.
  6. El líder Argentinos Juniors igualó con Estudiantes de La Plata por 1-1 como local, en el último partido de la fecha 16 de la Superliga. El gol del equipo local fue obra del uruguayo Santiago Silva (47′PT), de penal, y el del elenco platense lo hizo el juvenil defensor Nazareno Colombo (33′ST). Con este resultado, Argentinos (30 puntos) quedó como líder del torneo, por encima de Lanús y Boca, ambos con 29 unidades, mientras que Estudiantes cerró el año con 24. Argentinos arrancó plantado en campo rival, una imagen repetida en cada partido como local, para explotar el poco espacio por las dimensiones de la cancha y aprovechar la velocidad de sus jugadores externos. Sin embargo, Estudiantes no pasó sobresaltos en la primera parte, ya que los centrales supieron evadir la trampa, aunque recurrieron al pelotazo como salida y lo padeció el atacante Federico González, quien luchó más de lo que jugó. Por su lado, el mismo González aprovechó las dos veces que le llegó el balón con limpieza y le ganó en sus mano a mano a los defensores, al punto que exigió a Lucas Chaves y también remató un tiro al palo. Y en un contexto parejo, con pocas situaciones, el uruguayo Silva aprovechó un penal, tras una falta clara de Facundo Mura a Gabriel Hauche. Estudiantes salió al complemento con una idea más ofensiva y haciéndose protagonista del encuentro, más allá de un tiro en el palo de Damián Batallini. El crecimiento del visitante fue notable y contó con varias chances claras que no terminaron en gol por la intervención del arquero Chaves y el defensor Marcos Angeleri. Finalmente, el central Nazareno Colombo conectó con la cabeza un centro en tiro libre de Gastón Fernández y puso el 1-1, que estuvo más a tono con el desarrollo. Estudiantes creció desde lo anímico y eso se plasmó en el nivel de sus futbolistas, aunque la falta de puntería, con dos tiros en los palos, y una mano de Angeleri dentro del área no sancionada por el árbitro Facundo Tello, lo privaron del triunfo. Argentinos visitará a Unión de Santa Fe en la próxima jornada, que se dará el 26 de enero, mientras Estudiantes hará lo mismo con San Lorenzo, en el Bajo Flores.
  7. Vélez le puso punto final al 2019 con una victoria clave: derrotó 1-0 a Patronato en Paraná y alcanzó la línea de los 28 puntos, entre los equipos más encumbrados de la Superliga. El Fortín se puso en ventaja gracias al gol en contra de Gabriel Díaz en la primera etapa y, si bien no mostró su mejor versión, justificó el triunfo por su ambición y a partir de haber contado con las mejores chances para convertir. El equipo que conduce Gabriel Heinze saltó al campo de juego con el plan habitual. Buscó manejar el balón con movilidad y rotación con Fernando Gago como eje y presionó alto. Aún incómodo, tuvo las mejores oportunidades de la primera etapa (Ibáñez respondió ante un par de remates de media distancia) ante un Patronato que apostó a contener y lastimar con un juego más directo, a partir de la potencia de Ávalos y Tarragona, sus atacantes. A los 21 minutos, el Fortín abrió el marcador: la pelota cruzó de izquierda a derecha, Leandro Fernández la dejó pasar, Guidara desbordó y lanzó el buscapié y Gabriel Díaz, en el afán de rechazar, anotó el gol en contra. El panorama para el Patrón se complicó aún más por la expulsión de Dardo Miloc sobre el final de la primera etapa por doble amarilla. Obligado a salir, el equipo de Gustavo Álvarez (flamante entrenador, que comenzó la temporada en Aldosivi) adoleció de capacidad para el armado de juego. Vélez, con espacios, tampoco supo aprovechar el hombre de más. Sin embargo, dos veces Thiago Almada y una Lucas Janson pudieron haber estirado la ventaja, que terminó siendo exigua, pero suficiente para que los fanáticos de la V azulada brinden por el cambio de año con una sonrisa. Patronato, en cambio, no logró dar vuelta la tendencia de los últimos encuentros con Mario Sciaqua: suma apenas 13 puntos y está en zona de descenso en la tabla de promedios.
  8. En el umbral de los festejos de River por el primer aniversario del título en la Copa Libertadores 2018 ante Boca, el que celebró en el Monumental fue San Lorenzo. Con gol de Adolfo Gaich, el Ciclón sacó ventaja y luego resistió a partir de la gran actuación de Sebastián Torrico. El local falló dos penales (el guardameta mendocino le tapó uno a Borré; Quintero le acertó al palo en el siguiente) y terminó con dos hombres menos, por las expulsiones de Palacios y De la Cruz, por sendas infracciones a Oscar Romero. San Lorenzo apostó a un plan que le reportó buenos resultados en el primer tiempo. Con los cinco defensores bien parados atrás, la búsqueda de mantener las líneas juntas para evitar ofrecer espacios a River y presionó a partir de la mitad del campo. El Millonario tuvo más la pelota y pudo abrir el marcador a los 11 minutos, cuando Palacios quedó mano a mano con Torrico, pero cuando quiso gambetearlo perdió el eje y el Ciclón recuperó el balón. Adolfo Gaich quedó como el principal ariete (los hermanos Romero colaboraron mucho en el repliegue), a veces en total soledad, pero lo suplió con empeño. Tanto es así que a los 23 minutos firmó un gol de antología: dominó una pelota aérea, superó a Pinola con una especie de sombrero, enganchó ante Casco y le rompió el arco a Armani. La visita pudo ampliar instantes después, con un remate de Juan Ramírez que rechazó el guardameta. River pudo igualar dos veces: en el gol anulado a Borré por offside (correctamente sancionado) y en el penal de Herrera a Casco, que el propio colombiano ejecutó sin gran convicción y Sebastián Torrico tapó arrojándose a su izquierda. En el inicio de la segunda parte, River ahogó a San Lorenzo y, con pelotas filtradas, llegó a fondo. En la primera, Matías Suárez elevó en exceso su centro. En la segunda, el ex Belgrano levantó la cabeza y apeló al centro atrás. De la Cruz llegó antes y Herrera, otra vez, se lo llevó puesto. Loustau no dudó en sancionar un nuevo penal. Fue el turno de Juanfer Quintero, quien remató ajustado, contra el palo izquierdo de Torrico: el balón dio en el parante, recorrió la línea y salió. El segundo penal fallado resultó un golpe para el dueño de casa. Además, empezaron a tomar más contacto con el balón los Romero. Ángel provocó la volada de Armani y la pelota dio en el palo. Y ofuscado por la forma de jugar de los hermanos, propensos a la pisada, Exequiel Palacios le pegó una patada descalificadora a Oscar, lo que le valió la tarjeta roja. Monarriz sacó a Gaich y que quedó sin referencia para aguantar la pelota. River, con 10, siguió presionando, y a los 35 Suárez la picó y Suárez, junto al palo, tocó el balón, pero no logró introducirlo en el arco. Inmediatamente, el DT cuervo buscó recuperar ese rol. También fue expulsado De la Cruz, pero los de Gallardo no dejaron de buscar. Torrico volvió a vestirse de héroe, primero ante Martínez Quarta (Gonzalo Rodríguez rechazó en la línea tras el rebote) y luego frente al cabezazo de Pratto. Así, el Millonario no logró superar a Boca y Argentinos en la cima del certamen y quedó con 27 puntos. San Lorenzo, en tanto, escaló hasta la línea de las 26 unidades y parece haber dejado atrás las dudas del final del ciclo Pizzi.
  9. Boca Juniors, líder de la Superliga junto con Argentinos Juniors y Lanús, perdió por 1 a 0 ante Rosario Central por el gol de Sebastián Ribas a los 17 minutos. El encuentro válido por la fecha 16 del torneo local, pudo significar el último encuentro de Gustavo Alfaro como entrenador, tras las elecciones en el club de la Ribera. El partido se disputó en el Estadio Gigante de Arroyito, contó con el arbitraje de Diego Abal y televisación de Fox Sports Premium. Central ganó bien un partido muy difícil que lo jugó como si se tratara de un clásico o una final, como ocurre cada vez que Boca lo visita en Rosario. Concentrado, aplicado en tener la pelota y atacar por los costados, y presto a cortar rápido con anticipos para no darle el contraataque a Boca, el local jugó mejor en el comienzo y en el final del primer tiempo. El Canalla avisó a los 13′ con un centro pasado de Molina que Ribas cabeceó hacia el medio, Alonso rechazó corto y Zabala le pegó una volea de derecha que Andrada salvó al córner, en una gran atajada. Hasta que a los 16′ Molina volvió a atacar por la derecha y esta vez sacó un violento derechazo que Zabala desvió a medias y que el uruguayo Ribas punteó de zurda al fondo del arco, ambos solos ante Andrada. Y Boca, que parecía otro equipo seguramente afectado por el clima de las elecciones, se despertó a los 21′ cuando Salvio metió un gran pase para la diagonal de Mac Allister, quien tiró un taco que cortó Barbieri. Boca jugó bien 15 minutos y a los 23′ Mac Allister lo dejó solo a Mas por la izquierda, pero su disparo fue bien salvado por Ledesma al córner, en el primer palo, en su llegada más clara del primer tiempo. Central se recuperó cuando volvió a manejar la pelota en el medio en el cuarto de hora final, como a los 32′ cuando Andrada volvió a salvar su arco ante un derechazo de Zabala y ante un cabezazo de Ribas. Boca fue otro equipo en la última media hora del complemento y mereció el empate en un par de llegadas muy claras, como un derechazo del ingresado Reynoso, que Ledesma sacó al córner por arriba del travesaño, a los 26′ y en un derechazo del también suplente Soldano, que pegó en el poste derecho y que tomó Salvio y esta vez tapó Brítez, a los 40′. Boca terminó con dos enganches como Reynoso y Mac Allister y dos delanteros como Ábila y Soldano, pero Central aguantó demasiado metido en su campo hasta el final, cuando el ingresado Riaño se perdió el gol solo, en un mano a mano que salvó Andrada, en el tercer minuto de descuento. Central jugó mejor en el primer tiempo, pero tampoco pudo asegurar el triunfo, lo aguantó como pudo en el complemento y se llevó la gran alegría de ganarle al puntero Boca, de la mano de su entrenador Diego Cocca, quien lleva una impresionante marca de ocho partidos jugados contra el Xeneize al mando de cuatro equipos, con seis victorias y dos empates. Rosario Central quedó ahora a tres puntos de los punteros Boca y Lanús, cuando todavía falta jugar el otro líder Argentinos (este lunes recibe a Estudiantes). Y lo más importante para su gente es que termina el año en ascenso, tras ganarle a River, de visitante, y a Boca, de local.
  10. Defensa y Justicia no tuvo piedad de la delicada actualidad de Godoy Cruz y le ganó por 2-0 en Florencio Varela. El partido fue válido por la fecha número 16° de la Superliga y contó con el arbitraje de Lucas Comesaña. La superioridad del conjunto local fue abrumadora prácticamente durante los 90 minutos del partido. Sin embargo, tardó 44 en reflejar ese predominio en el marcador. La conquista llegó a partir de una pelota parada: el equipo de Mariano Soso jugó rápido un córner, el centro cayó desde la izquierda y, a la corrida, David Martínez apareció en la medialuna para sacar un remate certero por lo bajo. La tónica del encuentro se iba a mantener durante el complemento. Casi sin sobresaltos, Defensa logró sostener la ventaja y, luego, ampliarla. A los 21 minutos, Nery Cardozo capturó un rebote en el área y selló el 2-1, pero no lo festejó ya que nació en Godoy Cruz, Mendoza. Lejos estuvo El Tomba de inquietar al local y de ilusionarse con la remontada. Se adelantó levemente cerca del cierre del partido, pero no logró generar peligro concreto. Así sufrió una derrota que mantiene en el fondo de la tabla de posiciones de la Superliga. Defensa y Justicia acumula tres fechas sin caídas (dos victorias y un empate) y, con 21 puntos, comienza a levantar cabeza y a despegarse de los puestos de abajo en la clasificación. Este encuentro marcó la despedida de Daniel Oldrá como entrenador de Godoy Cruz. se espera que en los próximos días la dirigencia del elenco mendocino confirme la contratación de Mario Sciaqua, de reciente paso por Patronato de Paraná. El nuevo DT tendrá el complicado reto de levantar la moral de un equipo que está último en el torneo con solo nueve puntos (ganó tres partidos y perdió 13).
  11. Gimnasia y Esgrima La Plata se impuso por 2-1 ante Central Córdoba de Santiago del Estero y consiguió la primera victoria de local bajo la conducción de Diego Maradona, en un encuentro válido por la 16ta. jornada de la Superliga. El delantero colombiano Joao Rodríguez abrió el marcador para los santiagueños a los 12 minutos de la primera etapa, mientras que para el Lobo anotó Leandro Contín en dos oportunidades, a los 6 y 31 minutos del segundo tiempo. A raíz de la victoria, el Lobo quedó en el 21er. lugar con 14 unidades, en tanto que se mantiene en la última posición de la tabla del descenso con 1,029 de coeficiente. Por su parte, el conjunto santiagueño, que reservó a mayoría de titulares para la final de Copa Argentina que sostendrá este viernes ante River en Mendoza, quedó en la 18va. posición con 18 puntos. En un deslucido primer tiempo, el equipo platense evidenció groseras falencias defensivas y carencia de ideas a la hora de generar jugadas de peligro en ataque. La visita, conducida por el entrenador Gustavo Coleoni supo aprovechar la oportunidad para abrir en marcador a los 12 minutos con un gol del delantero “cafetero” Joao Rodríguez. El equipo local regaló el primer tiempo, y cuando nada hacía creer que Gimnasia podría dar vuelta el resultado, el entretiempo sacudió al Tripero, que ingresó con otra actitud e ímpetu. A raíz de la actitud mostrada por los dirigidos por Maradona, el Lobo logró igualar las acciones a los siete minutos con un gol de cabeza de Nicolás Contin. Lejos de conformarse con la igualdad, y ante un equipo ferroviario que no supo contener la decisión ofensiva del local, Gimnasia se dejó llevar por la motivación generada por el “fenónemo Maradona” y así consiguió el tanto que le dio la victoria. A los 31 minutos, Contín selló el resultado final, tras una muy buena maniobra del pibe José Paradela, con el que Gimnasia logró la primera e indispensable victoria en condición de local en el Bosque para irse al receso soñando con que la permanencia puede ser posible. En la próxima jornada (17ma.), a disputarse durante la última semana de enero, Gimnasia y Esgrima, que cortó una racha de siete derrotas consecutivas en casa, recibirá a Vélez Sarsfield, mientras que Central Córdoba será local ante Colón de Santa Fe. El propio Maradona, que había renunciado a su puesto como DT y volvió a asumir dos días después, anunció sus dos condiciones para continuar al frente del equipo platense en 2020. La primera es que el actual presidente, Gabriel Pellegrino, integre la lista del oficialismo para las próximas elecciones. Y la otra es que la institución le permita a Pelusa incorporar jugadores de peso para potenciar al plantel y así conseguir mejores resultados. Por el otro lado, el Ferroviario no tuvo un buen comienzo en lo que fue su debut en la máxima categoría del fútbol argentino pero en los últimos partidos había conseguido remontar su desempeño y salir de la zona roja de los promedios, aunque ahora sigue complicado. El equipo dirigido por Gustavo Coleoni apenas había perdido un partido de los últimos diez que disputó en la Superliga, entre los que se destacaban las victorias sobre Estudiantes de la Plata, San Lorenzo y Lanús, a este último por semifinales de la Copa Argentina. Este no fue el último cotejo del equipo del Sapito ya que deberá jugar la final de la copa local ante River, con la ilusión de poder vencer a los dirigidos por Marcelo Gallardo y así sumar su primer título como también obtener el pase a la Copa Libertadores 2020. La definición será el próximo viernes 13, desde las 21.10, en el estadio Malvinas Argentinas.
  12. El gol es todo un síntoma de la crisis de identidad que sufre el campeón. Eugenio Mena patea en contra de su propio arco cuando Leonel Di Plácido pica al vacío y controla el notable pase de Marcelino Moreno. Y la derrota, la primera desde el cachetazo de River en la tercera fecha, no duele tanto como esa expresión desdibujada que se observa en la Fortaleza. Un equipo desalmado, sin rumbo ni conexión, sin espíritu combativo. Racing es un reflejo de su convulsión interna. Eduardo Coudet avisó hace tres meses que dejará el club. Y está claro que ya no puede sacarle más jugo. Justo cuando se viene Tigre en la final del Trofeo de Campeones, el sábado 14, y mientras Diego Milito y los dirigentes esperan un gesto altruista de Jorge Sampaoli, un técnico cotizado pero que parece impagable para la tesorería de Mozart y Corbatta. Lanús volvió a ganar después de tres partidos y se ilusiona con la pelea grande. Por lo pronto, alcanzó a Boca y a Argentinos en la punta. Se aprovechó de la desidia de Racing en el segundo tiempo, especialmente, por el sector derecho, donde trepó Di Plácido, de frente al atribulado Mena y a espaldas de Matías Rojas. El gol fue una consecuencia de su búsqueda constante, exigiendo con la pelota y forzando los errores del fondo celeste y blanco. Era una noche de ese verano que empezaba a asomar en diciembre. Con tribunas cargadas, esta vez de hinchas visitantes, como en los buenos viejos tiempos. Jugaban Lanús y Racing, equipos encumbrados. Qué ganas de ver fútbol... hasta que la pelota comenzó a rodar y el entusiasmo se diluyó. Lo que se intuía un gran partido fue un recital de imprecisiones en el primer tiempo. Vertiginoso, pero cortado. Con mucho nervio en el campo de juego. Dejaron poco y nada en esos cuarenta y cinco minutos. Un par de pelotas paradas inquietantes en cada área. Un centro atrás de Di Plácido, que el Pepe Sand no pudo empujar frente a las narices de Gabriel Arias. Un tiro de cachetada de Rojas, tras un desborde de Nicolás Reniero, que embolsó Agustín Rossi. Un penal de Facundo Quignón sobre Mauricio Martínez, que increíblemente no cobró Darío Herrera. Descoloridas fotografías en esa etapa inicial descartable. No pudo desequilibrar Racing porque tuvo demasiadas dificultades para elaborar el juego. Salían los centrales desde el fondo, jugaban para Martínez y otra vez el pase atrás para Orban, Donatti o Arias. Presionaba en bloque Lanús y lo que seguía era un pelotazo largo al pecho de los rivales o, directamente, afuera de los márgenes de la cancha. Y cuando lograba superar la primera línea de asedio granate, aceleraba pero con cortocircuitos en la conexión. Lanús fue más directo. Se lanzó por los costados con la velocidad de sus extremos, Acosta y Auzqui, o alguna trepada de Di Plácido. Comprometió a Pillud y a Mena cuando se volcó por afuera, pero nunca pudo quedar mano a mano con Arias. En el complemento, Luis Zubeldía encontró la fórmula para lastimar a Racing. Y acertó con los cambios. De La Vega le dio mayor frescura al equipo. Di Plácido ya había advertido el peligro que podía generar con sus proyecciones a través de un remate cruzado, que se perdió muy cerca del palo derecho de Arias, apenas comenzado el segundo tiempo. Orban salvó en la línea un cabezazo de Auzqui. Y llegó el gol de Mena en contra. Coudet movió el banco sin éxito. Montoya ya había ingresado en el entretiempo por Zaracho, amonestado. Luego, sacó a Barbona y metió al pibe Andrada. Por último, confió en Cristaldo y prescindió de Reniero. Nada funcionó. Siempre chocaron contra los centrales granates. La única aproximación seria fue una proyección de Pillud. Tal vez, el único que entendió el momento. "El que no sienta esta camiseta tendrá menos chances de jugar. Necesitamos más voluntad de nuestra parte, no podemos darnos el lujo de relajarnos. La semana que viene nos jugamos una final", dijo. Lo más claro que se vio de Racing en esta negra noche del Sur.
  13. Un vibrante encuentro ofrecieron Atlético Tucumán y Newell’s: terminaron 2-2 en el estadio José Fierro. Hubo final caliente con dos jugadores expulsados. El Decano intentaba adueñarse de la iniciativa en la primera parte pero fue la Lepra el que tuvo la más clara en los pies de Lucas Albertengo (de flojísima actuación) tras un buscapié de Luis Leal. El espigado delantero falló el gol increíblemente y, del rebote en el palo cuando no tenía oposición, salió un contragolpe letal. Atlético aprovechó la velocidad de Lucas Melano, el pésimo retroceso de su rival y el oportunismo de Javier Toledo para quebrar el cero. Parecía que había sentido el golpe, pero el Rojinegro reaccionó a través de un penal de Maxi Rodríguez, después de una fuerte infracción de Bruno Bianchi a Leal adentro del área. La Fiera mandó el partido 1-1 al entretiempo. De movida el equipo dirigido por el Ruso Zielinski (cumplió 100 partidos al mando de Atlético) pegó con una buena maniobra colectiva: Monzón centró en el segundo palo, Acosta la bajó de cabeza y Toledo no perdonó en la boca del arco. Nuevamente el visitante se vio en desventaja y tuvo el duelo cuesta arriba. Una magnífica habilitación de Maxi Rodríguez a Gabrielli y el posterior pase gol del lateral uruguayo a Leal decretaron el 2-2 que sería definitivo. Agotados, los dos conjuntos tuvieron algunos espasmos de fútbol y fueron en busca de la victoria con amor propio, aunque sin muchas ideas y juego. En tiempo de descuento, Yonathan Cabral y Rodrigo Salinas se trenzaron a golpes en medio de una jugada y fueron expulsados por el árbitro Pablo Echavarría. En los segundos finales, Leal tuvo un mano a mano clarísimo que despilfarró y le hubiera significado el triunfo a un Newell’s que está un peldaño arriba de la zona de descenso. Por su parte, los tucumanos desaprovecharon la chance de quedar a dos unidades de los líderes Boca (visitará mañana a Rosario Central) y Argentinos Juniors (recibirá a Estudiantes de La Plata el lunes). Lo positivo es que estiró a nueve la racha de cotejos sin derrotas aunque igualó en los últimos tres. Eran los últimos minutos del partido entre Atlético Tucumán y Newell's. Las pulsaciones estaban a mil. El empate no les servía a ninguno de los dos y por eso ambos equipos jugaban con intensidad para buscar la victoria. Hasta que de pronto salió algo que nada tenía que ver con el encuentro: Jonathan Cabral y Rodrigo Salinas se agarraron a la piñas como si fuera un ring de boxeo. Todo pasó a los 48 minutos del segundo tiempo en donde la disputa por la pelota terminó con un choque impensado. Ni el delantero ni el defensor midieron sus pulsaciones y se repartieron piñas y cabezazos. El árbitro del encuentro, Pablo Echavarría, no dudó y expulsó a mabos, que ahora deberán cumplir varias fechas de sanción.
  14. Talleres de Córdoba y Unión de Santa Fe igualaron 0 a 0, en encuentro válido por la 16ta fecha de la Superliga, y que marcó la despedida oficial de ambos en este 2019. Los Albiazules perdieron una buena chance para volver a sumar de a tres luego de golear a Godoy Cruz la semana pasada y quedaron con 24 unidades transitoriamente en la octava posición junto a Arsenal. Los santafesinos lograron llevarse un importante punto de Córdoba para finalizar esta etapa del certamen con 20 unidades y quedar así expectantes en su lucha por conseguir un lugar en copas internacionales. En el primer cuarto de hora tuvieron una chance clara cada uno, en un juego que era de ida y vuelta, pero Dayro Moreno estrelló un buen remate en el travesaño para el local, y en el Tatengue lo perdió Damián Martínez, que había subido por derecha y lo tuvo con un tiro cruzado que tapó sobre la línea Enzo Díaz. Los cordobeses tuvieron más pelota en lo que siguió de la primera etapa, y aunque ambos mostraban ambiciones de buscar el arco rival, no dispusieron de opciones claras de gol en el resto de esos 45 minutos iniciales. En el complemento se replegó mucho el conjunto de Leonardo Madelón, y así creció el trabajo de Talleres, que ya no solo dominaba con claridad la pelota, sino que también jugar bien cerca del arco visitante. Primero lo perdió Leonardo Godoy para la T cuando quedó mano a mano frente a Sebastián Moyano y definió mal, y luego Guido Herrera se lució para sacar un remate de Walter Bou, en la única chance que dispuso el delantero. Los dirigidos por el Cacique Alexander Medina no encontraron los espacios para concretar en esas situaciones que generaron, y con el correr de los minutos perdieron intensidad, lo que permitió a los visitantes emparejar el juego y hasta contaron con alguna chance para poder llevarse algo más de Córdoba.
  15. Algo grave le sucede a un equipo al que le generan dos claras situaciones de gol en el primer minuto de cada uno de los tiempos. Eso le pasó a Huracán: en la de la etapa inicial la sacó Mariano Bareiro en la línea y en la del complemento no perdonó Juan Cruz Kaprof. Así, el Globo perdió sin atenuantes 2-0 ante el interesante Arsenal de Sergio Rondina y la gente despidió al elenco de Néstor Apuzzo (que ahora no se sabe si seguirá en el cargo en 2020) con insultos y silbidos. Resulta extraño lo que le pasó a Huracán luego de vencer a San Lorenzo en la 10ª fecha: empató 2 y perdió 4; marcó un gol y le convirtieron 6. Se entiende que debe ser complejo jugar en un ambiente hostil como el que existió en el Ducó, pero los jugadores tienen que dar más algo más. Se dice, con lógica, que la entrega es lo único que no se puede negociar. Y a Huracán le faltó eso, otra energía para transitar el mal momento. A los chicos, Nicolás Cordero y Agustín Curruhinca, la pelota les quemaba, aunque también al casi siempre atildado Mauro Bogado y a Adrián Calello. Más: Lucas Barrios juega como si tuviese alguna molestia, eligiendo las corridas y sin ir a chocar contra los rivales y Saúl Salcedo está lejos de ser el firme zaguero que jugaba con el corazón. Se destacaron los intentos de Cordero, Gómez y Mariano Bareiro. Muy poco. Por esa apatía del local, Arsenal manejó la pelota y el ritmo del partido a su antojo. Se sabe: tiene volantes con buen pie y nobles intenciones el conjunto de Rondina. Y como Huracán no presionó ni metió pierna en la mitad, los mediocampistas visitantes tuvieron libertades insólitas para distribuir el balón. No estuvieron finos en los pases finales o en los muchos remates desde afuera del área, sólo por eso no se fue al descanso ganando. También por la salvada de Bereiro en la línea y porque Néstor Pitana no cobró un claro penal por agarrón de Ibáñez a Juan Kaprof. Huracán parece no tener una idea. O más exacto: no comprender o no sentirse cómodo con la misma. Porque miles de equipos juegan con un 4-4-2 sin complejidades, pero pocos con tan poco entusiasmo y rebeldía como lo hizo Huracán. La única alternativa era abrirla para Rodrigo Gómez para que agachara la cabeza y encara. Podía desbordar, rematar o generar una falta. Sucedió pocas veces. Así y todo, el local provocó dos muy buenas atajadas de Daniel Sappa (ambas a Cordero) en la etapa inicial. La segunda parte arrancó con una pérdida en mitad de cancha del local que posibilitó el 1-0 de Kaprof. Era justo. De ahí en más, solo Rodrigo Gómez mostró algo de orgullo en el local y si Arsenal no lo goleó fue porque estuvo poco fino en los metros finales. Se excedió en chiches y no fue punzantes, especialmente Nicolás Giménez. Recién al final el laborioso Juan Manuel García dibujó un golazo para el 2-0 definitivo. "Estoy dolido porque no pudimos darle una alegría a la gente. Huracán ante la adversidad se fortalece y va a salir adelante. No tengo dudas. En todos estos partidos hubo cosas buenas y malas. La dirigentes harán una evaluación estos días y nosotros como cuerpo técnico también", dijo Néstor Apuzzo tras la derrota.
  16. El Libertadores de América fue testigo de un nuevo traspié de Independiente en esta errática temporada: cayó 1-0 contra Banfield en el duelo correspondiente a la 16ª fecha de la Superliga. Los rendimientos chatos con los que arribaron a esta presentación dominaron la escena de los 45 minutos iniciales. Lo más interesante sucedió todo en un par de segundos, con un remate potente de Martín Benítez que rozó el poste y una contra a toda velocidad de Reinaldo Lenis que terminó con un disparo de Jesús Dátolo en el corazón del área que impactó en Lucas Romero. En el final de la primera etapa Silvio Romero tuvo el gol: Cecilio Domínguez le cedió la pelota dentro del área y el goleador intentó colocar el balón, pero se fue lejos. La segunda etapa se inició con una actitud distinta. El Rojo fue al frente con pocas ideas, pero con ímpetu. Sin embargo, la primera clara fue para el Taladro con un córner pasado que encontró increíblemente solo a Julián Carranza, quien obligó a una excelente reacción del capitán Martín Campaña, que tiene chances de emigrar al Cruz Azul de México. Los de Fernando Berón respondieron: lo tuvo Pablo Pérez con un tiro desde afuera del área que incomodó a Mauricio Arboleda y con una buena acción entre Domingo Blanco y Silvio Romero, que terminó con un disparo en el vértice del área chica del delantero y una gran reacción del portero colombiano. Sin embargo, la balanza se terminó inclinando para el otro lado. Un córner desde la izquierda a los 20 minutos encontró a Luciano Lollo ganando en las alturas. Campaña respondió bien y controló un envío peligroso. Dos minutos más tarde, la escena se repitió: Lollo quedó solo en el punto penal, cabeceó más cómodo y esta vez el arquero uruguayo no pudo evitar la caída de su valla. Para colmo del dueño de casa, Dátolo, con un magistral tiro libre, casi estira la ventaja apenas unos minutos después de la apertura del marcador. Para el Taladro fue el último compromiso del año, con la obligación de mejorar el rendimiento en el 2020 para no sufrir con el promedio. En Avellaneda aún falta un evento más: disputará el pendiente de la 2ª fecha contra Newell’s el próximo viernes desde las 17.10 en el Libertadores de América. ¿El adeudado contra River de la 14ª jornada? Será el 19 de enero del 2020. El Rojo suma 21 puntos y está afuera de los puestos de ingreso a las Copas por el momento, aunque tiene dos partidos menos que el resto de los equipos. Banfield, por su lado, arribó a la línea de las 20 unidades.
  17. Aldosivi cosechó tres puntos fundamentales para su futuro al derrotar en condición de visitante a Colón de Santa Fe. El elenco marplatense se impuso por 2-0 en el Cementerio de los Elefantes, en el partido válido por la fecha 16° de la Superliga, y le dio un nuevo golpe a un conjunto Sabalero que cierra el año con enormes preocupaciones respecto de su nivel. Los goles del Tiburón los marcaron Sebastián Rincón, de penal, a los 40 minutos del primer tiempo, y Federico Andrada, ya en tiempo de descuento del complemento. De esta manera, Aldosivi ganó de visitante después de un año y logró sumar de a tres luego de cinco fechas sin triunfos. Los dirigidos por Ángel Hoyos tienen solo 12 puntos en la Superliga y siguen en zona de descenso, aunque lograron acercarse justamente al equipo al que venció esta noche, que hoy se estaría salvando. Colón de Santa Fe está en caída libre luego de haber perdido la final de la Copa Sudamericana ante Independiente del Valle. La salida de Pablo Lavallén de la dirección técnica es prácticamente un hecho en un Sabalero que perdió sus últimos dos partidos, que tiene solo 16 unidades en la tabla y que se acercó peligrosamente a los puestos de pérdida de categoría.
  18. Almagro: Christian Limousin; Nahuel Basualdo, Nicolás Arrechea, Sebastián Diana, Ramiro Arias; Juan Manuel Martínez, Lucas Bossio, Brian Benítez, Lucas Wilchez; Ezequiel Denis y Jonathan Torres. DT: Gastón Esmerado. Tigre: Gonzalo Marinelli; Martín Galmarini, Gerardo Alcoba, Ezequiel Rodríguez, Lucas Rodríguez; Gustavo Villarruel, Sebastián Prediger, Jorge Ortíz, Jonathan Ramis; Diego Morales; Emanuel Dening. DT: Néstor Gorosito. Tigre venció por 3 a 0 en su visita a Almagro, con los tantos de Rodríguez, Dening y Morales, y finalizó la primera rueda de la Primera Nacional dentro de la zona de reducido, en la 4ª posición y con 22 unidades. La final contra Racing, el broche de oro. Tal vez el semestre más irregular del Matador desde el regreso de Pipo Gorosito. Esta Primera Nacional definitivamente le costó a Tigre mucho más de lo que pensaba. Cuando se creía que al mantener la base del equipo campeón iba a arrasar en esta categoría, hoy estar en el cuarto lugar y a 12 del puntero, pero en zona de reducido, parece una buena posición. La brillante actuación ante Almagro maquilla el flojo semestre que lo puede coronar con otro título ante Racing. Almagro todavía está en un proceso de reconstrucción de la mano de Gastón Esmerado que, si bien se consiguieron mejores resultados, aún no pudo lucir su mejor versión. El parate de fin de año le hará bien al Tricolor para trabajar de cara a la segunda vuelta en la Zona 2, la cual está tan pareja que al estar penúltimo con 15 puntos solo tiene siete de diferencia con el último lugar del reducido. El encuentro de esta tarde en José Ingenieros no anunciaba la disparidad que demostró el resultado. Almagro intentó salir siempre limpio con la pelota pero le costaba llegar a ¾ de la cancha y, por el otro lado, Tigre esperaba bien parado pero no lastimaba con la pelota. Apenas un par de ocasiones para cada lado fue lo que marcó el ping pong de situaciones cuando los equipos se fueron al vestuario. Sin embargo, daba la sensación de que el que más cerca estaba de convertir el primer tanto era el Matador. Presionó arriba y casi ni sufrió abajo. A excepción de un contraataque tras una pérdida del Marciano Ortíz, donde quedó lastimado en el tobillo derecho y luego debió salir, que terminó rematando Ezequiel Denis y el Pato Galmarini salvó en la línea. Ya en el segundo tiempo, un equipo salió a la cancha y el otro se quedó en el vestuario. Tigre fue con convicción a buscar el primero y, si bien lo consiguió con polémica, apabulló a un Almagro que parecía desencontrado luego de la confusión que generó el juez de línea al levantar la bandera en el gol de Ezequiel Rodríguez y luego convalidarlo. Párrafo aparte para el excelso partido de Sebastián Prediger. Siempre correcto. Manejó los tiempos de la pelota a la perfección. Anticipó, cortó, jugó simple cuando había que hacerlo y se arriesgó con pases largos y cruzados fantásticos también. Tenía la cancha en la cabeza. El segundo gol del partido lo realizó Emanuel Dening, quien se llevó todo el crédito merecidamente. Picó, ganó en velocidad y con potencia física, se sacó a Sebastián Diana de encima y luego definió con una hermosa vaselina ante la salida de Christian Limousin. Cinco minutos más tarde, Dening desbordó por el costado izquierdo y lanzó un centro bajo pero preciso para que Cachete Morales ponga el tercer gol del partido. A partir de ahí, Tigre no siguió convirtiendo por el simple hecho de que decidió no hacerlo. Se relajó, tocó y esperó a que el encuentro finalice. El Tricolor tuvo dos ocasiones claras para descontar pero Gonzalo Marinelli se lo negó.
  19. TEMPERLEY: Matías Castro; Alfredo González Bordón, Fernando Alarcón, Nicolás Demartini; Marcos Martinich, Emanuel Ibañez, Federico Fattori, Mauro González; Lucas Baldunciel, Mauro Cerutti y Nicolás Messiniti DT: Walter Perazzo FERRO: Andrés Bailo; Hernán Grana, Sebastián Olivárez, Gustavo Canto, Rodrigo Mazur; Nicolás Gómez, Fernando Miranda, Renzo Tesuri, Lautaro Torres; Cristian Bordacahar y Franco Toloza DT: Jorge Cordon El Cele con un conjunto diezmado cayó 1 a 0 frente a un inteligente Ferro. El conjunto de Perazzo arrancó con todo llegando por los costados con Messiniti e Ibañez pero el verde bien parado en sus líneas anuló las opciones. Abajo se notó en el Gasolero la ausencia de los laterales (Asís expulsado ante Atlanta y Prietto por llegar a la quinta amarilla). Martinich y González Bordón no tenían ese ida y vuelta por no ser sus puestos habituales. En una jugada por la derecha de Grana mal marcada por Martinich vendría el centro bien capturado de cabeza por Toloza que pondría el 1 a 0 a los 19. Para el segundo tiempo Perazzo intentó con los cambios un esquema 3-4-3, pero el Cele no reaccionaba. Y aunque prácticamente se jugó en campo del equipo de Caballito fueron pocas las claras para llegar al empate, sumado a que el uno, Bailo, cortaba todas. De contra el visitante pudo haber aumentado el marcador pero no fue fino. Temperley demostró que hoy se quedó sin su fuerte que es presionar y armar juego con los laterales. Y Ferro fue práctico para primerear y esperar. Ahora se viene el receso teniéndolo al Gasolero arriba en la tabla y mucho tiempo de trabajo para el DT que quiere si es posible un refuerzo por línea.
  20. Gimnasia: Tomás Marchiori; Federico Mazur, Brian Alferez, Renzo Vera y Leandro Aguirre; Gonzalo Berterame, Iván Ramírez, Lucio Compagnuci y Macki Salces; Ignacio González e Ignacio Morales. DT: Diego Pozo. San Martín de Tucumán (3): Ignacio Arce; Pier Barrios, Abel Luciatti, Emiliano Amor y Lucas Diarte; Claudio Mosca, Juan Mercier, Mauro Bellone y Nicolás Castro; Gonzalo Rodríguez y Lucas González. DT: Favio Orsi- Sergio Gómez. San Martín goleó a Gimnasia en un partido en el que no fue tan superior pero supo sacar provecho a las pocas chances con las que contó. En la primera parte, el local quiso ser protagonista pero al dominio del balón no le pudo imprimir vértigo y velocidad. San Martín esperó con calma y golpeó en el momento justo. Al final del primer tiempo con remate de afuera del área de Mosca le permitió irse al descanso en ventaja. Los primeros minutos de la segunda parte mostraron el mejor momento del Lobo. Gimnasia asfixió a su rival pero se repitió en centros y pelotazos, entonces no contó con chances claras para empatar. Ese dominio se fue diluyendo y cuando el partido se moría, el Ciruja le dio cifras definitivas con dos contras muy bien armadas y mejor definidas.
  21. Mitre (SE): Luis Ojeda; Lucas Ceballos; David Valdéz, Matías Moises y Mauro Maidana; Marcos Rivadero, Guillermo Farré, Juan Alesandroni, Nicolás Sánchez,Agustín Verdugo ; Adrián Toloza o Gabriel Tellas. DT: Felipe De la Riva Independiente Rivadavia: Cristian Aracena; Julián Navas, Rodrigo Colombo, Franco Ledesma y Franco Negri; Julián Marcioni, Nicolás Quiroga, Julián Marchioni y Sergio González; Lucas Fernández y Gonzalo Klusener. DT: Matías Minich La última fecha daba la chance a uno de clasificar a la Copa y el otro de mejorar su floja primera parte de certamen. Sin embargo Mitre continúa sin poder mostrar su valioso plantel pese al cambio de entrenador y "La Lepra" más allá de un gran complemento se quedó sin el objetivo, pese a la buena remontada tras la asunción de Minich. Con los desbordes por izquierda de Sergio Gonzalez saliendo bien a cortar Ojeda, desde allí levantó el local con el legendario Guillermo Farré mas las proyecciones de Sanchez y Rivadero por uno y otro lado procurando abastecer a Torres o Toloza. Tras el cuarto de hora Quiroga tomó las riendas de su conjunto asociándose con Marcioni nivelando el trámite. Faltando poco para el final Klusener probo dos veces a los tres palos del local, mientras en la réplica el nueve dueño de casa buscó su recompensa. Para el complemento del Casteglione, los Aurinegros decayeron producto de la mejoría Tricolor, mas que nada en la recta final cuando auguraba cerrar el año con una buena copa, por la generación de Viguet; pero la poca precisión en los metros definitorios lo dejo con un muy buen punto lejos de Cuyo, manteniendo su valla en cero como otro hito destacado. Por su parte los santiagueños, tuvieron el gol en la figura de Blanco, como ya pasó otra veces en este torneo, siendo el mas efectivo, después de un córner y despeje fallido del arquero Aracena le dejó la pelota servida al delantero que casi bajo el arco cabeceó desviado. Por eso los hombres de la gaseosa desean poder encontrar el sendero correcto capaz de generarle alegrías a su pueblo como sus coterraneos de este deporte y los de la naranja en la Liga Nacional.
  22. San Martín San Juan: Luis Ardente; Barrios o Prósperi, Mattia o Álvarez, Facundo Monteseirín, Ian Escobar; Marcos Fernández, Bertochi, Luis Jerez Silva, Gonzalo Ramírez; Matías Giménez y Martín Bravo. Alvarado: Emanuel Bilbao; Lucas Fernández, Gabriel Fernández, Jorge Zules Caicedo, Fernando Ponce; Lucas Algozino, Teijo, Pablo Ledesma, Diego Becker; Rinaldi o Giordana y Germán Rivero. En el final, cuando se volvía con las manos vacías, Santiago Giordana tuvo un regreso triunfal después de la suspensión, cabeceó un centro de Ponce y puso el 1 a 1 definitivo que le dio la clasificación al conjunto de Juan Pablo Pumpido. Matemáticamente, Alvarado no está clasificado a la Copa Argentina. Pero para que eso no pase, Brown de Madryn debería ganarle por 7 goles a Estudiantes de Caseros el próximo domingo en el partido pendiente y es imposible que en esta pareja Primera Nacional, algún equipo pueda ganar por esa diferencia. Por eso el festejo, por eso la alegría, el desahogo de todo el "torito" que igualó 1 a 1 sobre la hora contra San Martín en San Juan que le permite cerrar de manera inmejorable un 2019 para el recuerdo. Después de un mejor comienzo de San Martín, rápidamente Alvarado se acomodó en el partido y se empezó a sentir mejor, llevó el juego lejos de su arquero Bilbao y equilibró las acciones. Las situaciones de gol no abundaron, pero la más clara fue para la visita, cuando Rivero ganó dentro del área y mostró su categoría para tomarse un segundo más, dejar en el camino a Ardente y cuando sólo tenía un hombre sobre la línea, lo quiso asegurar y la mandó por encima del travesaño. Teijo y Ledesma ganaban en la mitad de la cancha y Becker desequilibraba por su costado. El local recién tuvo una neta en el final, cuando aprovechó una contra y puso a Bravo de cara a Bilbao que respondió con solvencia. En la segunda mitad, San Martín intentó salir más adelante, empezó a desnivelar por el sector derecho del ataque y era más incisivo que un Alvarado que no tenía más a Becker y perdió presencia en ofensiva. Canuhé le dio más tenencia, pero la pelota era del local que, a diferencia de lo que venía haciendo, lo rompió por el otro lado. Prósperi llegó al fondo a los 19' y metió un centro bárbaro, Martín Bravo anticipó perfecto y cabeceó al segundo palo, pegó en el cañó y terminó en el fondo del arco para la apertura del marcador. Si hasta ahí le costaba al "torito", después mucho más, no tenía claridad ni ideas para llegar al arco de Ardente y estaba más cerca el "verdinegro" en algún contra ataque. Una rápida salida de Bilbao barriendo fuera del área, salvó a los de Pumpido que casi, en la contra, pudieron igualarlo. El partido se iba y Alvarado no tenía ideas, hasta que una pelota que le quedó en la izquierda la recibió Ponce que metió un centro preciso, Santiago Giordana se sacó la mufa por la sanción de tres fechas que había sufrido y cabeceó para superar a Ardente y sellar el 1 a 1 a los 45'. Con la desesperación, San Martín no pudo en el cierre, salvo un remate lejano que se fue cerca y un centro tras una injusta expulsión de Ponce. El "torito" festejó el punto, la clasificación a la Copa Argentina que no es oficial, pero quédense tranquilos que el domingo lo será.
  23. Platense: Jorge de Olivera; Nicolás Morgantini, Capasso, Gastón Suso, Juan Infante; Franco Baldassarra, Hernán Lamberti, Curuchet o Ramírez, Gonzalo Bazán; Javier Rossi y Joaquín Susvielles Atlanta: Facundo Ferrero; Leonardo Flores, Alan Pérez, Nahuel Tecilla, Axel Ochoa; Nicolás Talpone, Nicolás Previtali, Joaquín Ochoa Giménez; Walter Mazzantti, Luis López y Fabricio Pedrozo. Platense le ganó 2 a 1 a Atlanta, en Vicente López, en el último partido del 2019. Joaquín Susvielles y Javier Rossi marcaron para el local, mientras que Jorge De Olivera en contra le dio el descuento a la visita. Plato fuerte para cerrar el año en la categoría. Estudiantes de Río Cuarto ya había hecho lo suyo y esperaba bien alto a ver si Atlanta podía pasarlo sumando un punto o Platense se incluía en la charla. Finalmente fue el "Calamar" quien logró llevarse los tres puntos para transformarse en uno de los tres punteros del torneo a la espera de ver si pueden ser cuatro (este martes juega Temperley). El equipo de Fernando Ruiz logró resolver el encuentro con el gol de Susvielles, a los 34 minutos del primer tiempo, tras una gran asistencia de Rossi, que fue el encargado de poner el 2 a 0, con un zurdazo, a los 6 minutos de la segunda mitad. El partido ganó en emotividad y nerviosismo tras el rápido descuento del "Bohemio", a los 8, por intermedio un gran tiro libre de Walter Mazzantti que pegó en el travesaño y se metió tras rebotar en la espalda de De Olivera. Los minutos fueron corriendo y Platense pudo aferrarse a la diferencia para descargar el grito tras el pitazo de Hernán Mastrángelo. Los del "Chano" Alejandro Orfila no supieron cómo crear algo bueno a pesar de terminar con Luis López, Brian Oyola, Mazzantti y Leonardo Marinucci en cancha. Los de Villa Crespo pagaron muy caro algunos errores defensivos y la poca continuidad del arquero Facundo Ferrero (presente por la expulsión de Juan Rago). El "Marrón" erró algunas claras pero fue letal a partir de la velocidad de los extremos Gonzalo Bazán y Facundo Curuchet y el entendimiento de su dupla delantera Rossi - Susvielles. El torneo cerró su primera etapa más picante que nunca. Atlanta, Estudiantes de Río Cuarto y Platense terminaron con 28 unidades en lo más alto (donde el "Bohemio" reina por su diferencia de +10). A estos se puede sumar Temperley (25) si este martes vence a Ferro ¡La zona está que arde y promete mucho en 2020!
  24. En el marco de la última fecha de la primera rueda de la zona 2 de la Primera Nacional, Brown de Adrogué volvió a mostrar una buena cara en condición de visitante y se llevó un gran punto del estadio Centenario. Incluso, el Tricolor pudo haberse llevado los tres puntos si era más eficaz. El primer tiempo fue muy chato y careció de ocasiones. Leandro González abrió el marcador a los cuatro minutos de la primera etapa. A partir de allí, Quilmes se cerró muy bien, se defendió mejor, y Brown chocó contra una gran responsabilidad táctica del elenco cervecero. El complemento fue distinto, Brown entró con otra impronta y empezó a llegar con mucha presencia al área defendida por Ledesma. Al minuto de juego el Tricolor se lo perdió con una tijera de Molina dentro del área chica que no pudo ser. El nueve volvió a ser protagonista a los diez minutos con un remate muy cerca de uno de los palos de Ledesma. Dos minutos después lo tuvo Nieto con un remate de media distancia que se fue muy cerca del poste derecho del local. De tanto ir, el Tricolor logró su premio. A los 25 minutos, Luciano Nieto tiró un bochazo al área, con destino al ingresado Nahuel Rodríguez, que la dejó picar y de espaldas se la tiró de emboquillada a Ledesma para poner el 1-1. Con la confianza del empate el Tricolor fue y llenó de centros el área de Quilmes, pero muy pocos con destino visitante. El elenco de Vicó tuvo una más a falta de cinco minutos con un remate muy preciso de Becker que Ledesma mandó al córner. Fue empate en Quilmes. Buen punto para Brown de Adrogué, que mereció un poco más pero que cerró el semestre con cuatro partidos sin derrotas: tres empates y una victoria. De todas maneras, el Tricolor cerró el año tres puntos por encima de All Boys, que es quien está descendiendo en este momento. Al regreso de la pretemporada, el Tricolor visitará a Rafaela el fin de semana del 8 de febrero, y luego recibirá al elenco de Floresta, en un partido que puede definir el futuro de ambos en la categoría.
  25. Atlético: Nereo Fernández; Lucas Blondel, Alexis Niz, Sergio Rodríguez e Ignacio Liporace; Renso Pérez, Reinaldo Alderete y Junior Mendieta (85′ Angelo Martino); Ijiel Protti y Leonardo Acosta (63′ Emiliano Romero); y Alan Bonansea (75′ Denis Stracqualursi). DT: Walter Otta. Chacarita: Emanuel Tripodi; Brian Mieres (18′ Hernán Da Campo), Alan Ledesma, Salvador Sánchez y Gabriel Lazarte; Juan Cruz González, Luciano Perdomo, Joaquín Ibáñez y Rodrigo Insúa (66′ Juan Cruz Mascia); Lucas Cano e Ignacio Cacheiro. DT: José María Bianco. Atlético de Rafaela derrotó esta noche a Chacarita, por 2 a 0, por la decimoquinta fecha de la Zona B de la Primera Nacional, y se clasificó a la Copa Argentina 2020. Ijiel Protti (13m.St) y Reinaldo Alderete (14m.St) marcaron los goles del partido jugado en el estadio Nuevo Monumental de Rafaela y arbitrado por Mario Ejarque. En el primer tiempo, el local tuvo el dominio de la pelota y tuvo la más clara en una misma jugada, con dos remates que fueron despejados en sendas ocasiones por Luciano Perdomo en la misma línea del arco. Recién pasada la primera media hora, Chacarita pudo salir del asedio, con un débil disparo de Rodrigo Insúa que no complicó a Nereo Fernández. Pero insistió Rafaela y lo tuvo con Alexis Niz, quien capturó un envío en el área chica y tiró la pelota sobre el travesaño. Más tarde hubo un remate de Junior Mendieta que sacó Emanuel Trípodi con ayuda de su palo derecho. En el complemento, Atlético volvió a tener el protagonismo y abrió el marcador, a través de un cabezazo de Protti en el área chica. De inmediato aumentó el local, con un remate de larga distancia de Alderete que se metió junto al palo izquierdo de Trípodi, con complicidad del arquero. Atlético de Rafaela fue un justo ganador, que tuvo como premio la clasificación a la Copa Argentina, destinada en esta categoría a los siete mejores de cada zona.
×
×
  • Crear nuevo...