Saltar al contenido
Nanopolenta

LA ERA DORADA DE LOS TRAILERS

Publicaciones recomendadas

LA ERA DORADA DE LOS TRAILERS

El formato publicitario que roba todas las miradas.

Depositphotos_208504740_xl-2015-640x360.jpg

La pandemia no ha tenido misericordia con la industria del cine. Cada semana hay nuevas modificaciones en la forma de exhibición y de consumo que surgen como respuestas de emergencia ante la actual crisis sanitaria. Sin embargo, mientras el cine se balancea a la orilla de un risco, la industria de los “Trailers” se eleva por los aires como nunca antes. Ya que ahora no sólo se presentan como una estrategia de mercadotecnia para promocionar y medir el impacto que tendrá una película. Si no que, cual monstruo de Frankenstein, este formato creado a partir de diferentes partes y retazos de algo más grande, ha cobrado vida propia. Y este líder inesperado ha formado una masiva comunidad que lo sigue fielmente. 

Los trailers o “avances” como los conocemos, comenzaron a desarrollarse hace más de cien años. Fue en 1912 cuando un serial llamado “Las aventuras de Kathlyn” fue proyectado por primera vez después de que terminara una película. La idea es que las personas se permanecieran tras finalizar la función para disfrutar de una pequeña historia extra. Algo así como las escenas post-créditos de Marvel pero con mayor longitud. Poco a poco las casas productoras vieron en este espacio una oportunidad para mostrar al público sus próximas películas. De tal forma que fue evolucionando hasta mudarse al inicio de la proyección, y adquiriendo un lenguaje propio que permitiera, en breves minutos, mostrar la esencia y los más altos valores de la historia. 

El fenómeno de los trailers ha explotado de forma desmedida en los últimos años. Gran parte de ello se debe a las redes sociales y las nuevas formas de consumo. Al día de hoy el trailer es tan solo el detonante de mucho más contenido y conversación alrededor de una película. En los últimos años las video reacciones en plataformas como Youtube se han popularizado. Y son los mismos fans y usuarios quienes se encargan de crear publicidad gratuita y entretenida para una cinta. Pero ese no siempre fue el escenario, y los fans tenían que llegar más lejos para siquiera ver su trailer favorito.

Template.png

Cuando salió el primer trailer de “Star Wars Episodio I: La Amenaza Fantasma”, la única manera en que podía verse era comprando un boleto para ver “Armageddon”, “El Show de Truman”’ o “Babe, el Puerquito Valiente”. Quienes eran realmente fans, se dieron a la tarea de grabarlo en la mejor calidad de video posible del momento (la cual era espantosa), y subirlo en línea para que otros fanáticos pudieran disfrutarlo. Por supuesto que ese proceso de “disfrute” podía tardar una eternidad, ya que las descargas de contenido digital en los noventas, podrían pasar de horas, a días.

Ante tal hambre y devoción por parte de los fans, Lucasfilm decidió subir su propia versión en alta calidad. Y cuando llegó el momento de subir el segundo trailer algunos meses después, Lucasfilm se asoció con Apple y éste fue lanzado de forma exclusiva con el software Quicktime. El mismo Steve Jobs catalogó esta estrategia como un gran éxito ya que obtuvo más de 600,000 descargas en un solo día. Convirtiéndose en uno de los eventos de descarga masiva más importantes en la era digital, acumulando un total de 6.4 millones de descargas durante sus siguientes semanas.

Debes estar registrado para mirar este contenido

De casi 7 millones de visitas en 1998, pasamos a 355.5 millones de visualizaciones en 2021 con el primer trailer de “Spiderman: No Way Home”. Una cifra que no sólo nos habla de la evolución del internet, las nuevas formas de marketing para las películas, o la insistencia de los fans para ver cobrar vida al “Spider-Verse”. Si no de la relevancia y gran lugar que este pequeño Frankenstein ocupa en el cinéfilo promedio. Donde el trailer deja de ser un accesorio, o un actor secundario de la película, y se convierte en su propio protagonista.

Muchas personas piensan que son los mismos productores de una cinta, quienes se dedican a realizar el trailer de sus producciones, pero no podrían estar más equivocados. Esta ardua y clínica tarea corre a cargo de empresas que se dedican a la creación exclusiva de este formato publicitario. Al principio de los años 2000, existían en Estados Unidos alrededor de 12 compañías especializadas en crear trailers. Al día de hoy operan más de 100 en esta región. Y es que el diseño de esta primera entrada al universo de una película, resulta más complejo y retador, de lo que podríamos ver a simple vista. Ya que finalmente ellos son el gran anzuelo que llevará, o no, a las personas a ver una película. 

Razón por la cual estas compañías se han dedicado a estudiar detalladamente las preferencias del público y han desarrollado estilos específicos y estrategias minuciosas. 

Una pregunta importante es: ¿A estas casas creadoras de trailers les importan las expectativas de los fans? La respuesta es: sí. 

D’nae Kignsley, jefa de estrategia de una de estas agencias llamada Trailer Park dice:

“Literalmente, estudiamos los fandoms de las franquicias todos los días, todo el día.Hay personas en el equipo que están estudiando todos los tipos de foros y sitios de fans, rastreando patrones y conversaciones sobre qué elementos son importantes para las personas, qué cosas serán particularmente importantes para abordar o reproducir en la siguiente pieza, para asegurarnos de que los fanáticos se estén activando y que los fanáticos también se sientan satisfechos con el contenido que publicamos “.

Antes de ser adquirida por Disney, el equipo de ciencia de datos de 20th Century Fox se asoció con el Laboratorio de soluciones avanzadas de Google para crear Merlin Video. Una herramienta cuyo objetivo es detectar los patrones de comportamiento de la audiencia al momento de ver un trailer. De tal forma que si hay una inclinación por melodías conocidas, escenas de acción o elementos graciosos, el programa de Merlin lo detectará, arrojará un detallado análisis técnico, y posteriormente será utilizado para la creación de futuros avances. Por ejemplo, 20th Century Fox utilizó esta herramienta para “The Greatest Showman”  y “Logan” de 2017.

También existen compañías como Rentrak, quienes han desarrollado softwares que no sólo se limitan a la demografía, edad o género de la audiencia. Si no que específicamente detectan en qué momento se pausó más el avance, en qué punto lo rebobinan y todo el sentimiento y conversación a su alrededor. 

Sigue la información de los negocios en nuestra sección especializada

Por ello no sorprende que algunos avances nos recuerdan a otros. Ya que con el paso del tiempo hemos podido atestiguar ciertos estilos reciclados. Por ejemplo el llamado “Rise”. El momento donde la música comienza a elevarse hasta llegar a una pausa dramática, seguida de un montaje épico. O el “Power Down”, que es cuando la música o el sonido se detiene como si una radio se quedara sin batería. Usualmente después de este momento viene un diálogo clave por parte del protagonista. 

Pero ¿acaso alguien no se ha cansado del sonido “Inception”?. Desde su empleo en la película de Christopher Nolan los diseñadores de Trailer no se han tentado el corazón a la hora de abusar de este recurso. De tal forma que algunos avances pueden sentirse reiterativos o poco sorpresivos. Ya que de alguna manera tenemos la idea de que ya hemos visto esa historia antes.

Una práctica común en los últimos años es adaptar una canción popular, realizar ajustes en el ritmo y el tono, para que se lograr una atmósfera en específico. Uno de los ejemplos más populares es la canción de “Creep” utilizada en The Social Network o más reciente “White Rabbit” en el trailer de Matrix Resurrecciones. 

Y ya  no solo tenemos el trailer, si no un teaser trailer, que es un vistazo aún más breve de lo que nos espera. Y también un “bumper”, que son aproximadamente 5 segundos antes de que empiece el trailer. Esto ha sido incluído para atraer rápido la atención de una persona que se encuentre recorriendo rápidamente una red social. 

Al día de hoy incluso tenemos una premiación a los mejores Trailers llamada “Golden Trailer Awards”, misma que fue fundada en 1999. Lástima que  el fenómeno que disparó el trailer Star Wars: Episodio I no alcanzara a llegar a estos premios. De lo contrario estoy segura que le robaba a The Matrix todos los premios que se llevó ese año. 

Detectar el sentimiento  y las reacciones ante los trailers no sólo le ha dado a las productoras una visión de qué grado de asistencia le espera a su película. Si que ha llegado a modificar la película en sí. Tal fue el caso de “Sonic” de 2020. Ya que el primer aspecto del erizo azul ocasionó reacciones tan negativas, que el estudio se vio obligado a rediseñarlo por completo. Otro ejemplo reciente es el segundo avance de Venom: Let there be Carnage. Ya que con su primer vistazo optaron por un tono cómico y relajado al cual gran parte de la audiencia reaccionó de manera negativa. De tal forma que para su segundo intento decidieron tomar un camino más agresivo y oscuro. 

Comparativa en imágenes del tráiler de la película de acción real de Sonic  antes y después del rediseño - Nintenderos - Nintendo Switch, Switch Lite

La cultura del trailer no deja de crecer, y si bien Spiderman:No Way Home acaba de romper el récord de visualizaciones en la historia, lo único que podemos esperar es que estas cifras sigan aumentando. Las productoras no sólo encontraron la estrategia perfecta para publicitar su producto, si no para que los mismos fans ayuden a realizar campañas monstruosas que eleven la conversación a un nuevo nivel. 

Créditos: Gaby Meza para Forbes México

Twitter: @gabymeza8

Instagram:@gabymeza8

Editado por Nanopolenta

Compartir esta publicación


Enlace a la publicación
Compartir en otros sitios

Crear una cuenta o conectarse para comentar

Tiene que ser miembro para dejar un comentario

Crear una cuenta

Regístrese y participe en la comunidad. ¡Es gratis!

Registrar una nueva cuenta

Conectar

¿Ya tiene una cuenta? Conéctese.

Conectar ahora

×
×
  • Crear nuevo...